mundo | 28 de Marzo de 2018

La situación afectará en particular al sector agrícola de México; se prevé que entre 40 y 70 por ciento de las tierras de cultivo actuales disminuirán su fertilidad en 2030. Foto La Jornada

Por

Por 

Carolina Gómez Mena / La Jornada

Ciudad de México, 28 de marzo.- El Proyecto Realidad Climática (TCRP, por sus siglas en inglés) precisó que México como país y Latinoamérica como región continental, estarán expuestos a más afectaciones climáticas que el resto del mundo hasta 2030.

La organización civil, fundada por el ex vicepresidente de Estados Unidos Al Gore, añadió que particularmente se estima que la sequía aumentará 36 por ciento, lo cual afectará, en particular al sector agrícola de México, pues se prevé que entre 40 y 70 por ciento de las tierras de cultivo actuales disminuirán su fertilidad en 2030.

Las consecuencias en la agricultura, derivadas del cambio climático, van más allá de la seguridad de agua y alimentos, amenazan de manera potencial la biodiversidad y elevan el riesgo de enfermedades en el país.

Subrayó que como uno de los países con mayor biodiversidad a escala mundial, los ecosistemas complejos y frágiles de México son muy vulnerables a los cambios respecto del uso de la tierra. Añadió que las áreas costeras del país y la sólida industria turística también podrían ser amenazadas por tormentas tropicales más fuertes y el aumento del nivel del mar.

Además, las temperaturas más cálidas y la variabilidad estacional crearán condiciones propicias para la propagación de enfermedades de transmisión vectorial, como el virus del Zika.

El país, más cálido desde 1960

El TCRP aludió que a partir de 1960 México se ha vuelto más cálido. La temperatura media anual en todo el país ha aumentado 0.85 grados centígrados, y las invernales han aumentado 1.3 grados.

Subrayó que geográficamente, en las zonas septentrionales ha habido aumento de temperaturas que oscilan entre 0.25 y 0.50 grados centígrados por década, entre 1960 y 2010.

En documentos difundidos en el 37 Entrenamiento de líderes, realizado en Ciudad de México, elaborados por el equipo de Cambio Climático, Ciencia y Soluciones, se alerta que en el país los días fríos han disminuido y la frecuencia de las noches cálidas han aumentado desde 1960. Asimismo, ha habido disminución de precipitaciones anuales promedio en el sureste a partir de esa misma década.

También se espera que las lluvias anuales promedio en todo el territorio, disminuyan en los sectores norte y oeste, incluyendo el estado de Baja California, donde es posible una caída de 40 por ciento en las precipitaciones anuales. De igual manera, la expectativa es que el temporal asociado con monzones disminuya en México a finales de siglo. Advirtió que de seguir las actuales condiciones, al concluir este siglo las temperaturas medias anuales pueden subir de 3 a 4 grados centígrados en el norte de México y de 1.5 a 2.5 grados en el resto del país.

En un escenario de altas emisiones de gases de efecto invernadero, el número de días calurosos (definido por la temperatura máxima que excede el umbral del percentil 90 por lo menos durante seis días consecutivos) puede aumentar de 10 días en 1990 a 240 días a finales de siglo.

Destacó que México también es muy vulnerable en materia de agua, sobre todo a un desabasto a consecuencia del cambio climático.