Baja California | 28 de Marzo de 2015

La madrugada del 17 marzo, miles de jornaleros de San Quintín se declararon en paro general de labores y tomaron por 26 horas más de 120 kilómetros de la carretera Transpeninsular
La madrugada del 17 marzo, miles de jornaleros de San Quintín se declararon en paro general de labores y tomaron por 26 horas más de 120 kilómetros de la carretera Transpeninsular Foto Edgar Lima/Archivo

Por

Por 

Olga Aragón

Ensenada, 28 de marzo.- Más de 600 jornaleros agrícolas se dirigen en caravana a recorrer todos los municipios de Baja California. Salieron de San Quintín en 15 autobuses para pedir la solidaridad del pueblo bajacaliforniano a su demanda de un salario base de 200 pesos diarios y respeto a sus derechos laborales.

Como primer punto llegarán a Ensenada entre las cinco y las seis de la tarde, y estiman arribar a Mexicali el próximo martes, anunció el líder de la Alianza Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia Social, Fidel Sánchez Gabriel, quien dijo que además de pedir el apoyo de la gente pretenden que el gobierno federal tome en sus manos la respuesta a su pliego petitorio.

Recordó que en el marco de la mesa del diálogo con empresarios agrícolas y representantes de gobierno se acordó solicitar la presencia del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, así como la participación de un representante de la Organización Internacional de Trabajo para que atestigüen las negociaciones por mejores condiciones laborales.

La madrugada del 17 marzo, miles de jornaleros de San Quintín se declararon en paro general de labores y tomaron por 26 horas más de 120 kilómetros de la carretera Transpeninsular, para exigir solución a sus demandas. Acusan que trabajan jornadas de hasta 12 horas sin pago extra; falta de servicios sociales, bajos sueldos, malos tratos y acoso sexual a las mujeres.

A once días del movimiento que observadores y la prensa califican como "la rebelión de los jornaleros", en Ensenada se proponen realizar un mitin en la explanada del Centro del Gobierno y marchar por las principales calles del centro.

Demandan la solidaridad de los ensenadenses porque necesitan pernoctar en algún lugar de la ciudad, así como apoyo en alimentos, agua, ropa, cobertores y dinero en efectivo para sufragar los gastos que realizarán en el recorrido por el territorio estatal.

Mañana se proponen llegar a Rosarito, realizar actividades similares de proselitismo por su causa y seguir luego a Tecate y Tijuana hasta arribar a Mexicali, donde pretenden llegar el martes próximo.

"Queremos informar a toda la población, de viva voz, las condiciones injustas, totalmente inhumanas, casi de esclavismo bajo las que trabajamos en los campos agrícolas del valle de San Quintín", dijo Fidel Sánchez.

Enfatizó que la idea es "llamar la atención del gobierno federal para que, con capacidad de decisión resuelva el pliego petitorio de los jornaleros ya que el gobierno del estado sólo defendió en la mesa del diálogo los intereses de las grandes empresas agrícolas de la región.

Un ejemplo, dijo Fidel Sánchez, es el Rancho Los Pinos donde más se explotan a los trabajadores con los sueldos más bajos de la región que apenas alcanzan 110 pesos por jornadas laborales que llegan a ser de doce horas diarias y sin pago de tiempo extra.