mundo | 28 de Enero de 2019

Sobre la nacionalidad de los 2 mil 443 menores, el secretario comentó que mil 852 son de Honduras, 375 guatemaltecos, 184 salvadoreños, 28 de Nicaragua, dos de Brasil, uno de Angola y uno de Haití. Foto Luis Arellano Sarmiento

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento

Mexicali, 28 de enero.- Un reporte del Instituto Nacional de Migración (Inami) indica que en las últimas dos semanas han ingresado por la frontera sur del país 12 mil 909 extranjeros integrantes de la caravana migrante, expuso el secretario general de gobierno de Baja California, Francisco Rueda Gómez.

Ese dato enumera a las personas que han ingresado al país legalmente, a las que deberán sumarse un aproximado de 2 mil extranjeros que entraron al país sin registrarse ante la autoridad migratoria.

La estadística al domingo 27 de enero, establece que de ese total, 2 mil 443 son menores de edad, dijo el funcionario estatal.

Incluso informó que de los 12 mil 909 extranjeros de la caravana, 7 mil 645 son hondureños, mil 396 de Guatemala, otros mil 203 de El Salvador, 206 nicaragüenses, siete haitianos, tres angoleños, tres brasileños, dos cubanos y un ecuatoriano.

Sobre la nacionalidad de los 2 mil 443 menores, el secretario comentó que mil 852 son de Honduras, 375 guatemaltecos, 184 salvadoreños, 28 de Nicaragua, dos de Brasil, uno de Angola y uno de Haití.

Rueda Gómez explicó que la caravana de migrantes que llegó en el último trimestre de 2018, fueron poco más de 8 mil centroamericanos de los cuales aún permanecen en el estado mil.

El resto pidió asilo a Estados Unidos, regresaron a su país voluntariamente, se fue a otras garitas como Nogales o Ciudad Juárez, o fueron deportados por los gobiernos de México o Estados Unidos, expuso el secretario.

“Ante la inminente llegada de una segunda caravana, que hoy mismo, tuvimos información del gobierno mexicano, del gobierno de la república en relación a que han ingresado un número importante de centroamericanos, la mayoría de manera legal, es decir, que han hecho su trámite y protocolo ante la autoridad migratoria” abundó Rueda Gómez.

La petición del gobierno de Baja California es que los integrantes de la caravana sean dispersados en varios cruces fronterizos con Estados Unidos, para que no todos lleguen a Tijuana o Mexicali, aseveró el funcionario.