diputados federales | 28 de Enero de 2019

El titular de Profeco, Ricardo Sheffield; Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP; el director de Pemex, Octavio Romero; y Rocío Nahle, secretaria de Energía, en su comparecencia ante la Tercera Comisión Permanente en la Cámara de diputados, el 28 de enero de 2019 Foto Jesús Villaseca

Por

Por 

Enrique Méndez e Israel Rodríguez

Ciudad de México, 28 de enero.- La secretaria de Energía, Rocío Nahle, y el director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero, afirmaron esta mañana ante la Comisión Permanente del Congreso que la política de combate al robo de combustibles generó “sólo algunos retrasos en la distribución” y señalaron que está por regularizarse el abasto en Jalisco y Querétaro, pero que continúan los problemas por ataques a ductos en Michoacán y Querétaro.

Al comparecer ante la Tercera Comisión de la Permanente, Nahle dijo que, al decidir la intervención y control de Petróleos Mexicanos, “quedó en plena evidencia una empresa paralela dedicada a robar y vender en un marcado negro, con quebranto a las finanzas de Pemex y el país”.

Sostuvo que Energía aprobó el cierre de ductos donde había cientos de tomas, una vez que se confirmó que, en 74 terminales de abastecimiento de Pemex, había “altos inventarios” y las importaciones garantizadas para abastecer el mercado nacional.

Afirmó que el robo de combustible inició en 2000, mientras que en 2002 había ya 180 tomas clandestinas.

“Para 2007 –después de que se realizó un atlas y no se manejó como estrictamente confidencial- creció a 323; en 2011 había 800, y en 2015, 6 mil 260, pero en 2016 aumentó a 6 mil 873; en 2017, 10 mil 363 y el año pasado cerramos con 14 mil 894”, dijo.

Nahle sostuvo que “ante estos números el gobierno tenía que tomar acciones inmediatas. Por ello se implementó esta estrategia. Al cerrar las válvulas, hubo reportes con deficiencias en la distribución. Los estados con mayor problema Guanajuato, Jalisco y estado de México, justamente donde más ataques a los ductos se reportaron”.

A su vez, Octavio Romero presentó a los legisladores gráficas, para respaldar su declaración de que está por llegarse al mismo nivel de ventas que se registraron en enero de 2017.

Afirmó que no se cerraron los ductos “de manera simplista”, sino conforme a la ley.

Sostuvo que en Jalisco se registraron “días muy complicados, afortunadamente hemos podido incrementar el suministro y las ventas y estamos en una posición de pensar con optimismo que en pocos días más se va a regularizar”.

No así en Guanajuato, porque el ducto Tula-Salamanca, “ha sufrido cualquier cantidad de tomas clandestinas”, y por ello “aún no hay regularidad” en el servicio en esa entidad.

La ordeña en el mismo ducto, que tiene un ramal a Querétaro, ha evitado que se normalice la distribución, pero “estamos en condición ahora de volver a echar a andar el ducto y resolver el problema” en la entidad.

Refirió que el estado de México, el mayor consumidor del país, “tuvimos días muy muy complicados, en estos últimos días hemos alcanzado las ventas del año pasado”. Señaló que en la ciudad se regularizó y, escuetamente dijo que “Hidalgo igual”.

Sondeo

Consideras que los términos del acuerdo México-EU para evitar aranceles: