Baja California | 27 de Noviembre de 2018

El legislador detalló que el mayor inhibidor de crecimiento de este sector es la carga impositiva, por lo que se busca fortalecer la industria. Foto cortesía

Por

Por 

Redacción

Ciudad de México, 27 de noviembre.- El senador de Morena, Jaime Bonilla Valdez, propuso aplicar una tasa de 5 por ciento para los primeros 25 mil hectolitros enajenados o importados de cerveza artesanal sobre el valor de venta en el mismo ejercicio fiscal, para lo que sería necesario modificar la ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

En un comunicado de prensa, el presidente de la Comisión de Asuntos Fronterizos y Migratorios de la Cámara alta, informó que con esta medida -que implicaría adicionaría un inciso A Bis al numeral 1 del artículo 2 de la ley citada- cumpliría con el compromiso contraído cerveceros artesanales de Baja California.

Representantes del ramo plantearon ante el legislador federal que "el sector cervecero artesanal regional podrá ser competitivo ante otros mercados, principalmente el de Estado Unidos, lo que se traducirá en mayores empleos y beneficios para la economía nacional".

Bonilla Valdez, propuesto coordinador general de Programas de Bienestar Social en el estado, presentó la iniciativa en la sesión de este martes en la que planteó que con esta adición las ventas podrían incrementarse en un 60 por ciento, por lo que incluso la recaudación federal también aumentaría al pasar a 47 millones de pesos en esta industria, de acuerdo con el boletín de prensa.

Dijo que "la propuesta atiende las necesidades de la totalidad de la industria cervecera, mantendría la tasa del IEPS en un nivel alto, mismo que converge con los compromisos del Estado mexicano en materia de salud, y los recursos liberados por el ajuste promoverían el dinámico proceso de inversión de la industria cervecera, con un efecto positivo en toda la cadena y menores precios al consumidor, destacó en su propuesta de reformas legales".

También se promovería la formalización de las cervecerías que aún no están en la economía formal, aportando recursos adicionales y ventajas de distinta índole, y el desarrollo del campo mexicano al incrementarse la demanda nacional de cebada, así como la formalidad en el sector  ya que los productores que deseen gozar del beneficio de la adición, liquidarán y enterarán los gravámenes que les corresponden.

En la iniciativa, el legislador por Baja California detalló que el mayor inhibidor de crecimiento del sector de la cerveza independiente o artesanal en el país lo representa la carga impositiva, por lo que se busca fortalecer la industria productora de cerveza artesanal e impulsar el crecimiento  de quienes ya participan en la tributación hacendaria, pero que requieren de una base legal y tributaria que ayude a su crecimiento y fortalecimiento.

Informó que la industria cervecera es un actor económico de "gran relevancia para nuestra nación, pues somos el primer exportador de cerveza en el mundo y la bebida es el primer producto en importancia entre las exportaciones agroindustriales, además de que México es el cuarto productor de cerveza en el mundo, después de China, Estados Unidos y Brasil, y por encima de países de gran tradición cervecera como lo son Alemania y Bélgica".

Destacó que la cerveza ocupa el segundo lugar en la producción de bebidas en México al concentrar el 29.3 por ciento de la producción bruta, genera 600 mil empleos a nivel nacional, y el tercer lugar en términos de empleo en la industria de bebidas al destinar el 7.2 por ciento del personal ocupado en la industria de bebidas en el país, de los cuales más de 6 mil 800 son creados por las cervecerías artesanales.

Pero, alertó que el crecimiento de esta industria nacional, la fortaleza de su aportación económica y su competitividad en el mundo están amenazados por la desgravaciones en otros países como Italia, Inglaterra y, especialmente Estados Unidos, donde la reforma fiscal hecha por el presidente Donald Trump busca incentivar las inversiones y la competitividad en su mercado interno y atraer inversiones extranjeras, lo que ha sido lesivo para los competidores mexicanos. 

Detalló que la iniciativa plantea apoyar al sector de la cerveza para preservar la competitividad de México a través de reformas estratégicas a la Ley del IEPS, y que se aplique  una tasa preferencial a los primeros 25 mil hectolitros enajenados por empresa dentro de un mismo año fiscal, con énfasis en el impulso a la industria artesanal al establecer que por esa producción paguen 5 por ciento de tasa de IEPS y a partir de aquella cifra, el gravamen sea del 26.5 por ciento. 

Entre los productos sujetos a IEPS, excluyendo gasolinas, la cerveza tiene la segunda participación más importante con 20.9 por ciento del total, muy cerca del tabaco con 25.9 por ciento, y su recaudación es de más del doble que la de bebidas alcohólicas y mayor que la de bebidas saborizadas y alimentos con alto contenido calórico.