méxico | 27 de Junio de 2019

Imagen de la viuda Tania Avalos durante la búsqueda los cuerpos de los migrantes salvadoreños Óscar Alberto Martínez Ramírez y de su hija Valeria, que se ahogaron en el río Bravo. Foto Julia Le Duc / La Jornada

Por

Por 

Ana Langner y Emir Olivares / La Jornada

Ciudad de México, 27 de junio. La "desgarradora" imagen en la que aparecen una migrante de menos de dos años de edad y su padre ahogados en las orillas del río Bravo en su intento por llegar a Estados Unidos, captada por Julia Le Duc y publicada por La Jornada, evidencia el fracaso en la respuesta a la violencia, así como la desesperación de las personas por acceder a una vida digna y segura, señaló la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

En su sede en Ginebra, Suiza, la agencia internacional dio a conocer su postura tras la difusión de la fotografía en la que aparecen los cuerpos sin vida de Óscar Alberto Martínez Ramírez y su hija Valeria, de apenas 23 meses de edad, provenientes de El Salvador, ante la cual expresó “su profunda conmoción.

"Las muertes de Óscar y Valeria representan un fracaso en la respuesta a la violencia y la desesperación que empujan a las personas a emprender viajes peligrosos en busca de una vida digna y segura", señaló Filippo Grandi, alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. "Esto se complica por la ausencia de vías seguras para que las personas busquen protección, dejándolas sin otra opción que arriesgar sus vidas", advirtió.

El brazo de la ONU para los refugiados destacó que los detalles del intento del hombre y su familia por cruzar el río Bravo siguen siendo inciertos, pero "lo que está claro es que las circunstancias que llevaron a esta tragedia son inaceptables".

Recordó que casi cuatro años atrás, el mundo fue testigo de cómo el cuerpo sin vida de Alan Kurdi, un niño refugiado sirio, fue arrastrado a las costas del Mediterráneo luego de que su familia intentó refugiarse en territorio europeo. "Nos enfrentamos una vez más a las impactantes imágenes de personas que mueren durante sus peligrosos viajes a través de las fronteras", lamentó.

Reiteró su llamado los países de América del Norte y Centroamérica a tomar medidas inmediatas y coordinadas para evitar que sigan ocurriendo tragedias como ésta. Agregó que ha ofrecido propuestas sobre formas de mejorar y fortalecer el trato de los solicitantes de asilo en Estados Unidos, incluyendo las condiciones de detención. "Seguimos dispuestos a apoyar a todos los gobiernos de la región para garantizar que cualquier persona que necesite protección internacional la reciba sin demora y sin impedimento".

El 12 de junio la Acnur solicitó una reunión urgente de Estados para preparar una acción coordinada y efectiva contra el desplazamiento forzado desde América Central.