méxico | 27 de Abril de 2018

El valle de México se hunde 50 centímetros cada 18 meses en la zona del aeropuerto capitalino, mientras en Texcoco la compactación es de 21, explica Roberto Ramírez de la Parra Foto Foto de presidencia

Por

Por 

Angélica Enciso L. / La Jornada
México, 27 de abril.- El gobierno de la República, por conducto de su vocero, señaló que independientemente de la persona que llegue a Los Pinos el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (NAICM) deberá seguir adelante, porque para Texcoco hay estudios desde hace 20 años que determinan su viabilidad y no hay investigaciones para otros sitios.

Además, las obras hidráulicas que se realizan, con una inversión de 17 mil 600 millones de pesos, beneficiarán a la población de la zona oriente del valle de México, donde se encuentran los municipios mexiquenses de Atenco, Ecatepec, Chimalhuacán, Nezahualcóyotl y Texcoco, así como las delegaciones Gustavo A. Madero y Venustiano Carranza en Ciudad de México .

En la residencia oficial de Los Pinos, en conferencia de prensa conjunta con Roberto Ramírez de la Parra, director de la Comisión Nacional del Agua, el vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez –sin mencionar a Andrés Manuel López Obrador– sostuvo que los mismos autores de la propuesta que tiene como propósito cancelar la construcción del nuevo aeropuerto dieron un libro, se trata del texto Sistema Aeroportuario del Valle de México, realizado por José María Riobóo y Sergio Samaniego, en el que los autores plantean que existe otra opción para el proyecto. Pero, agregó, en la página 83 ellos mismos dicen que no tienen estudios que sustenten su dicho.

Santa Lucía sin estudios técnicos

Por su parte, Ramírez de la Parra explicó que no hay estudios técnicos de la viabilidad de un aeropuerto en Santa Lucía, dicho por ellos, y leyó un texto en el que refiere que hace dos años tuvimos la reunión precisamente con los técnicos que hoy están diciendo que se puede llevar a cabo esta alternativa en Santa Lucía. Agregó que cuando se les preguntó: ¿en el futuro ustedes piensan contratar una empresa para realizar los estudios técnicos que se requieren para hacer un aeropuerto?, respondieron que no estaba a su alcance y que hasta ahí llegaban.

No tienen un estudio para poder determinar si existe viabilidad, una cuestión que ya se estudió los pasados 20 años (para Texcoco). No tengo ninguna duda del tema del nuevo aeropuerto, agregó.

En su participación detalló que en 2013 se retomó el plan maestro de drenaje de 1994 y se hizo un proyecto para dar más capacidad de desalojo de agua al dren general del valle de México, para lo cual se limpió y amplió.

También el lago Nabor Carrillo se comenzó a utilizar como captador de agua de lluvia, se construyen cinco lagunas en el sur del lago y se usarán también las lagunas de regulación.

Ramírez de la Parra aseveró que suspender el túnel del dren general del valle, la única obra que quedaría inconclusa, ya que la licitación se hará en los próximos días y tardará 36 meses en construirse, afectaría a la población, no al aeropuerto. En relación con los hundimientos en el valle de México, dijo que el sitio donde actualmente se encuentra el aeropuerto se hunde 50 centímetros cada 18 meses, mientras que en Texcoco son 21 centímetros.

Sondeo

¿Qué opinas de que el próximo gobierno de BC sea de 5 y no de 2 años?