Chihuahua | 27 de Febrero de 2019

La empresa Dragados Offshore, con más de 40 años de experiencia se especializa en la construcción de plataformas marítimas para todo el mundo. Foto David Castellanos Terán / La Jornada

Por

Por 

David Castellanos Terán / La Jornada

Altamira, Tamps., 27 de febrero.- Un reducido grupo de trabajadores de la multinacional española Dragados Offshore impidió el acceso a los patios de maniobras a por lo menos mil obreros bajo el supuesto reclamo de mayores prestaciones.

“Me van a descontar el día, no genero nada estando aquí afuera y mi familia pierde con este movimiento”, dijo Alfonso, un trabajador de oficio “tubero”, quien se presentó desde la noche del martes para cumplir su jornada laboral, pero el acceso le fue impedido por unos compañeros y “uno que otro cabo”, bajo el argumento de que el sindicato iba a gestionarles un aumento en sus prestaciones.

La empresa española con capital inglés Dragados Offshore México, con patios de maniobras en Pueblo Viejo, Veracruz y Altamira, en el sur de Tamaulipas, fijó una postura de silencio, incluso el acceso a las inmediaciones de la prensa fue bloqueado por su personal de seguridad; para poder llegar al punto de reunión donde se encuentran todos los trabajadores hay que disfrazarse de pescador deportivo, para burlar la seguridad es necesario ponerse gorra, bermudas, chanclas y cargar la hielera, solo así se puede tener comunicación personal con los más de mil monos, como se dicen entre los mismos obreros y operativos de patio que visten overol azul, un distintivo de la empresa.

“Aquí hay de todo, ganamos desde 2 mil pesos a la semana y otros arriba de los 10 semanales; hay quien gana más, otros ganan menos”, expresó Jesús, otro de los trabajadores perjudicados por el movimiento pero que llegó a cumplir tu turno en la mañana del miércoles.

El acceso se le impidió parejo a tuberos, paileros, argonero, soldadores, electricistas y demás obreros de todas las categorías.

“Es tiempo de que dragados nos dé un aumento a todos parejo, estamos negociando el negocio salarial con retroactivo del mes de enero”, echó Juan de Dios, un supuesto representante sindical que ignoró el nombre del gremio.

Sospechosamente desde hace una semana se instaló en la puerta de acceso a la empresa un remolque del sindicato, a través de redes sociales comenzó la insurrección laboral y este martes estalló.

“Nos enteramos por primera vez por el comunicado en redes sociales, luego ese mismo anuncio lo mandaron por los grupos de whats pero la mayoría de los cabos le agregaron una marca de 'falso'; entonces no le dimos importancia hasta que vimos a los andamieros haciendo el paro, y la banda se comenzó a asomar y nadie de los andamieros se subía a la plataforma porque quería más feria, poco a poco se fue juntando toda la bola de monos y se hizo la bandola, se armó el desmadre de que ya todos quieren más dinero y entonces estalló el movimiento”, detalló para La Jornada, Rafael, un parlero que tardó más de dos años para encontrar trabajo en la zona metropolitana de Tampico, luego de la guerra interna del cárteles que disminuyó su actividad de alto impacto en los últimos años.

La empresa Dragados Offshore, con más de 40 años de experiencia se especializa en la construcción de plataformas marítimas para todo el mundo.