Baja California | 27 de Enero de 2018

El Comité de Seguridad del complejo escolar decidió pedir la intervención del Ayuntamiento para que se revoque el permiso para venta de cerveza a una farmacia ubicada a unos metros de los planteles. Foto Julieta Martínez / La Jornada Baja California

Por

Por 

Julieta Martínez, La Jornada Baja California

Tijuana, 27 de enero.- Directores de las ocho escuelas que integran el Centro Escolar Agua Caliente demandaron al alcalde Juan Manuel Gastélum Buenrostro que atienda la inseguridad de la zona donde conviven más de 10 mil estudiantes, que se revoque el permiso para venta de cerveza a una farmacia ubicada a unos metros de los planteles, y que se revise la autorización para construir un condominio de apartamentos en las inmediaciones.

El director de la Preparatoria Federal Lázaro Cárdenas, José Cruz Holguín Ruiz, declaró que el Comité de Seguridad del complejo escolar decidió pedir la intervención del Ayuntamiento ante los riesgos que implica la falta de vigilancia policiaca en los alrededores de la zona ubicada entre el bulevar Agua Caliente y la Zona Río, y denunció que los asaltos a mano armada son frecuentes, incluso a unos metros de una caseta de la policía municipal, cuyo encargado se ha deslindado de responsabilidad.


“El puente peatonal (que cruza el bulevar Agua Caliente) es inseguro -además de que presenta problema estructurales-, ha habido asaltos a los estudiantes, a cualquier hora, en la mañana, al mediodía, en la tarde, con armas… a unos pasos de la caseta de vigilancia que está ahí… lo que hemos visto es que el policía que está ahí está encerrado en la caseta y él dice que está ahí para estar en la caseta y poco sale a ver qué está sucediendo”.

-¿Ya le han comentado y esa ha sido su respuesta?

-Por eso estamos comentando estas quejas.

Los atracos también ocurren en el llamado Puente Negro y otra construcción que se hizo recientemente para usuarios de la Ruta Troncal “porque hay mucha presencia de gentes en el canal que están utilizando sobre todo este nuevo puente como punto de reunión o de concentración y de repente incursionan en las escuelas, dado que son frecuentados por adictos e indigentes”, señaló el funcionario educativo.

Otro problema es la construcción de un condominio de apartamentos al inicio de la rampa; un espacio que era comercial al que le cambiaron el uso de suelo, “se le pide a la autoridad que revise eso, y una farmacia que construyeron a la mitad del bulevar Salinas y Agua Caliente, está generando tráfico peatonal por debajo del puente y que además, qué contradicción, un negocio de la salud promoviendo la venta de cervezas en una lona, a 10 metros de la entrada del centro escolar”.

Cruz Holguín previó que el edificio habitacional generará problemas porque la obra invade el acceso a la rampa peatonal, sumado a que el drenaje se conectó al de las escuelas “cuando sabemos que en tiempo de lluvias se saturan las líneas”.

Esperamos que la autoridad municipal se haga cargo de su competencia, darle garantías de seguridad a más de 10 mil personas que convivimos en este que es el corazón educativo de Tijuana, el Centro Escolar Agua Caliente, dijo.

El viernes, directivos de las escuelas Técnica 1 (conocida como a Poli), el Centro de Educación Especial Izcalli, la Preparatoria Federal Lázaro Cárdenas, la 23 y la 8, un jardín de niños y la Miguel Hidalgo e Independencia que se ubican en la Zona Río y fueron parte del complejo, firmaron y entregaron un documento conjunto al alcalde de la ciudad.