Chihuahua | 27 de Enero de 2018

El Operativo Coordinado Chihuahua, que estuvo vigente de 2008 a 2012, al menos 15 mil casas fueron cateadas sin orden de un juez y con la fuerza de las armas; hubo en la entidad 20 mil 862 homicidios, de los cuales 12 mil 94 se cometieron en este municipio. Foto Cuartoscuro

Por

Por 

Rubén Villalpando, La Jornada

Ciudad Juárez, 27 de enero.- Participantes en un foro sobre la Ley de Seguridad Interior (LSI) comentaron que Ciudad Juárez fue el laboratorio donde se experimentó la militarización del país, puesto que durante el Operativo Coordinado Chihuahua, que estuvo vigente de 2008 a 2012, al menos 15 mil casas fueron cateadas sin orden de un juez y con la fuerza de las armas; hubo en la entidad 20 mil 862 homicidios, de los cuales 12 mil 94 se cometieron en este municipio.

La doctora Julia Monárrez, especialista en feminicidios e integrante del Colegio de la Frontera Norte, dijo que las mujeres de Juárez fueron un botín de guerra durante ese tiempo, en el que se expandió el número de feminicidios y de desaparecidas (se tiene registro de 114).

Judith Galarza Campos, de la Federación de Familiares con Personas Desaparecidas, dijo que el experimento se replica ahora en el ámbito nacional.

Fue una especie de guerra de baja intensidad contra la población: se asesinaron periodistas, siete activistas miembros de la familia Reyes Salazar, las luchadoras sociales Marisela Escobedo y Susana Chávez, pequeños y medianos empresarios, médicos, profesionistas y ciudadanos en general a los que la autoridad llamaba víctimas colaterales o justificaba sus muertes porque en algo andaban si los mataron.

En el foro se solicitó terminar con la estrategia de guerra, que regresen los militares a sus cuarteles y derogar la LSI, que permite violar los derechos humanos y garantías constitucionales. Asimismo, capacitar a las corporaciones policiacas en el combate a la delincuencia.

También se dijo que cuando militares y policías federales estuvieron a cargo de las principales ciudades, sobre todo Juárez, se criminalizó a los jóvenes. Del total de muertes, 17 mil 878 fueron de personas entre 15 y 30 años de edad, y de ellos 8 mil 787 fueron asesinados en Juárez.

Los ponentes expresaron que antes de que el presidente Felipe Calderón diera inicio a la militarización, había un promedio nacional de 8.5 muertes por cada 100 mil habitantes, y después la tendencia creció hasta alcanzar los 24. Otro rubro que creció con la militarización del país fue el de la desaparición forzada, ya que de 647 casos en 2007 se incrementó a 4 mil 732 en 2016.

Con el objetivo de echar abajo la Ley Seguridad Interior, los participantes del foro analizan medidas jurídicas para presentar una impugnación ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ya que esa norma, dicen, viola los derechos humanos.