mundo | 26 de Noviembre de 2018

Elementos de la policía de Estados Unidos cerraron la interestatal #5 ante la ocurrido en Tijuana con los migrantes Foto Juan Pablo Guerra

Por

Por 

Redacción

Washington, 26 de noviembre.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump incrementó este día la presión sobre México para que expulse de su territorio a los migrantes centroamericanos que intentan llegar al país norteamericano, amenazando con cerrarla permanentemente tras los dos cierres temporales.

"México debe devolver a los migrantes, muchos de los cuales son fríos criminales, a sus países. Háganlo por avión, háganlo en autobús, háganlo como quieran, pero NO van a entrar en Estados Unidos", publicó en su cuenta oficial de Twitter.

Además, el presidente comentó en la red social “"Cerraremos la frontera permanentemente si necesitamos hacerlo. Congreso, ¡financia el muro!".

La amenaza llega un día después de que autoridades estadounidenses reprimieran el intento de un grupo de migrantes por cruzar de manera ilegal de Tijuana a San Ysidro.

Los elementos de seguridad utilizaron gases lacrimógenos y cerraron la garita de San Ysidro durante varias horas; dejando a mucha gente parada en lo que es el cruce más concurrido de México, se estima que a diario cruzan unas 110 mil personas, tanto a pie como en carro y autobús.

Autoridades Mexicanas aseguraron el domingo que van a deportar a quienes hayan estado involucrado en ataques a la policía federal, durante una marcha que realizaron cerca de la garita, la cual se salió de control.

El punto de acceso de San Ysidro fue cerrado el lunes de la semana pasada por casi una hora con el fin de reforzar la seguridad, después de que Estados Unidos tuviera información acerca de que podría producirse un salto a la valla de seguridad.

En Tijuana se encuentran cerca de 4 mil 700 migrantes provenientes en su mayoría de Honduras, Guatemala y El Salvador.

El diario estadounidense The Washington Post informó durante el fin de semana que la nueva administración federal y la de Trump habían llegado a un acuerdo para que los migrantes que solicitaran el asilo político permanecieran en México hasta que les resolvieran. El equipo de López Obrador ha desmentido tal noticia.

Trump envió a la frontera más de 5 mil 600 soldados en activo ante la llegada de la caravana migrante, una cifra que supera en casi el doble al despliegue que se encuentra ahora mismo en Siria. Los elementos se encuentran dispersos en las diferentes fronteras, mil 300 están en California, mientras que en Texas hay 2 mil 800 y en Arizona mil 500.