Baja California | 26 de Agosto de 2019

Se tiene el registro sobre que el número de mujeres que dejan sus lugares de origen para intentar cruzar a Estados Unidos ha crecido en relación con años anteriores. Foto tomada de @UNICEFMexico

Por

Por 

Julieta Martínez
Tijuana, 26 de agosto.- Ni las organizaciones de la sociedad civil ni las instancias de gobierno encargadas en el tema están preparadas para atender el "problema incipiente" que implica la llegada de miles de migrantes a territorio nacional a quienes deben proveerles una vida libre de violencia, consideró la consejera consultiva del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) por Baja California, María del Carmen Rioseco Gallegos.  

Señaló que aun cuando existen leyes -nacionales y estatales- no hay espacios seguros para ellas y sus hijos, y en el caso de las extranjeras no se les ha proveído de condiciones adecuadas y tampoco de la posibilidad de regularizar su estancia en el país pues se les mantiene en espacios comunes donde enfrentan riesgos. Incluso, en el caso de las redadas u operativos que realizan actualmente las autoridades para verificar el estatus de migrantes de otros países, no hay consideraciones especiales para ellas.  

Ante estas condiciones lo que se recomienda es que se cree una oficina o una mesa de atención a ese sector de migrantes, en las que se dé oportunidad de regularizar su situación en el país a quienes no cuenten con documentos, y que a la vez se garantice que no se les persiga si no los tienen, pues es sabido que muchas de ellas que son víctimas de delitos y violencia no denuncian porque lo primero que se les cuestiona cuando acuden a hacerlo es por su situación migratoria, señaló Rioseco Gallegos.  

Afirmó que en la mesa de atención deben incluirse a las autoridades migratorias y la Guardia Nacional por ser las principales encargadas de realizar operativos de verificación de estatus de los grupos extranjeros; señaló que en el contexto de estas acciones no hay información sobre el destino de las mujeres que son detenidas y en cambio se conoce que pueden ser enviadas a centros donde son más vulnerables a diferentes tipos de violencia.  

La Comisión Estatal de Derechos Humanos es la instancia que puede solicitar que tanto el Instituto Nacional de Migración (INM) como la Guardia Nacional se incorporen al esquema de atención a mujeres migrantes, y debe hacerlo antes de que la situación de violaciones a sus garantías individuales empeore, dijo la consejera consultiva de Inmujeres al afirmar que un riesgo adicional para para ellas es que en los operativos se les separe de sus familias.  

"Hay que incluirlos en el sistema estatal para prevenir, atender y sancionar y eliminar la violencia hacia las mujeres... esas autoridades deben estar capacitados y trabajar de manera coordinada con las instituciones para prevenir la violencia hacia las mujeres migrantes", se evitarían muchas violaciones a sus derechos humanos, afirmó.  

Se sabe que el número de mujeres que dejan sus lugares de origen para intentar cruzar a Estados Unidos ha crecido en relación con años anteriores cuando ellas se quedaban en su país en espera de sus parejas; ahora emigran para huir de la violencia y lo único que les interesa mover es a sus hijos, así que en el trayecto encuentran numerosos riesgos como asaltos, violaciones e incluso trata de personas, señaló Rioseco Gallegos.  

Es lamentable que recurran a tomar anticonceptivos para no quedar embarazadas porque saben que es muy probable que serán violadas, y también es cuestionable que "ellas estén más preparadas de las expectativas negativas que pueden tener que las autoridades que deben cuidarlas", criticó

Sondeo

Recientemente se presentó una iniciativa de ley para que el gobierno estatal norme el transporte público, otorgue concesiones y fije las tarifas máximas. ¿Está de acuerdo en que se les quite a los municipios?