méxico | 26 de Julio de 2018

Filial de Femsa extrae 2.5 millones de litros diarios de agua en esa zona Foto tomada del Facebook de CocaCola

Por

Por 

Angélica Enciso L. / La Jornada
Ciudad de México, 26 de julio.- Ante la falta de agua potable en comunidades de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, la población consume refrescos y bebidas azucaradas, por lo que hay jóvenes que beben esos productos hasta 10 veces al día, lo que ha impactado en el incremento de diabetes. Pese a la carencia de líquido, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) concesionó a una filial de Femsa Coca-Cola la extracción de 2.5 millones de litros al día en el principal acuífero de la región.

De acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en ese municipio 19.6 por ciento de las viviendas no tiene acceso a servicios básicos, es decir, no cuenta con agua, drenaje ni luz, pero en otros municipios de Los Altos de Chiapas, como San Juan Chamula, la carencia afecta a 91.2 por ciento, mientras que en Santiago El Pinar, es de 88.7 y en Zinacantán es 68.4 por ciento.

Hay un problema grave de agua: es escasa, los acuíferos ya no se recargan, está contaminada, hay epidemia de enfermedades gastrointestinales; por todo eso el consumo de refrescos creció en zonas indígenas y se ve normal el consumo de las bebidas azucaradas. Tan sólo 70 por ciento de la población escolar consume refrescos dos o más veces al día, además que hay jóvenes que beben de siete a 10 veces refrescos, señaló Marcos Arana, de la Alianza por la Seguridad Alimentaria.

En conferencia de prensa, explicó que hay un subregistro de diabetes, ya que se reporta la muerte de las personas por otras causas, pero ese padecimiento ha crecido en la región. Agregó que la falta de acceso al agua y el alto consumo de refrescos son las causas de la epidemia que sufre la población, "todo a pesar de que hay abundantes indicios de que rebasa la gravedad de los niveles nacionales, no existen datos epidemiológicos suficientes".

De acuerdo con la organización, la Conagua renovó y amplió la concesión a Inmobiliaria del Golfo, razón social utilizada por Femsa Coca-Cola en Chiapas, sin ninguna consulta entre los habitantes de San Cristóbal y tampoco hay una rendición de cuentas. En 1994 y 1995 se dieron las primeras concesiones por 1.5 millones de litros al día, pero se renovaron y ahora extraen 2.5 millones, explicó.

Paloma Mejía, directora del programa Agua Segura en escuelas de la Fundación Cántaro Azul, explicó que el alto consumo de bebidas azucaradas en regiones rurales del país obedece al deficiente acceso al agua segura. Mencionó que tan sólo 14 por ciento de las escuelas en las comunidades tienen líquido potable.

Alejandro Calvillo, de El Poder del Consumidor, sostuvo que gran parte de la población, ante la escasez de agua, se hidrata con Coca-Cola; a pesar de que esta información se ha divulgado ampliamente, no hay una sola respuesta de las autoridades federales ni estatales.

De la misma manera, Calvillo exigió al próximo gobierno garantizar el derecho al agua a la población mexicana, para empezar por el acceso gratuito a líquido de calidad para beber en los planteles escolares y las plazas públicas.

También pidió la realización un análisis independiente y exhaustivo del estado del acuífero de Huitepec, Chiapas, así como un estudio de su dinámica hidrológica para conocer el impacto de la extracción del líquido por parte de la Inmobiliaria del Golfo, y saber de qué forma afecta en su disponibilidad para la población de San Cristóbal de Las Casas y las comunidades aledañas al manantial.