cultura | 26 de Junio de 2019

"Simplemente, si antes del 30 no se entregaron recursos, tendrían que renunciar", dijo Jesús Ramírez. Foto tomada de @JesusRCuevas

Por

Por 

Néstor Jiménez / La Jornada
Ciudad de México, 26 de junio.- El vocero de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez, sostuvo que no se prevé otorgar más presupuesto para el Instituto Mexicano de la Radio (IMER), pero aseguró que se analizan las opciones del ajuste en este medio público para que no haya despidos y no afecte su funcionamiento. 

Explicó que los trabajadores que dejarían de trabajar eran eventuales y laboraban como “freelance”. Agregó que las políticas de austeridad del gobierno federal afectaron a plazas eventuales, lo que repercutió en el IMER, pero insistió que “se está analizando, para que no les afecte esa medida administrativa. No va a haber ningún afectado, se va a mantener el presupuesto del IMER y se van a mantener las cosas como estaban”. 

Luego de que trabajadores denunciaron que habrá 200 despidos por el recorte presupuestal en el IMER, dependiente de la Secretaría de Educación Pública, el funcionario federal señaló que antes del viernes se resolverá esta situación para no afectar a trabajadores y los programas de las distintas estaciones de este medio. 

“Justo que no perjudique ningún recorte el funcionamiento. No necesita haber más recursos, simplemente respetar los que estaban ya asignados. (Vamos a) mantener el presupuesto de IMER en sus términos. No hay despedidos, simplemente, si antes del 30 no se entregaron recursos, tendrían que renunciar”, indicó este miércoles. 

Por su parte, Jenaro Villamil, titular del Sistema Público de Radiodifusión del Estado mexicano (SPR), sostuvo que el gobierno recibió un IMER devastado, pero no se busca cerrar estaciones ni terminar programas radiofónicos. 

Descartó una fase crítica en los medios públicos, ya que aseguró que el ajuste de austeridad es para todo el gobierno. “Los contenidos se seguirán haciendo, con la calidad que se deban hacer y que cada directivo lo marque, la gran diferencia es que no se destinarán tantos recursos a la terciarización”, agregó. 

Señaló que en el SPR también hubo una reducción de plazas, pero tienen una situación distinta al tener una negociación directa con la secretaría de Hacienda. Mientras que el IMER y Canal Once depende de la SEP.