Baja California | 26 de Junio de 2019

Los bancos fueron inteligentes, escucharon el llamado del gobernador electo, expuso el empresario. Foto Luis Arellano Sarmiento

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento

Mexicali, 26 de junio.- Es positivo que la licitación para restructuración de la deuda pública en Baja California se haya detenido, consideró el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Mexicali, Rodrigo Llantada Ávila.

Los empresarios realizaron un análisis puntual del Decreto 335, emitido por el Congreso del Estado, donde observaron que no representaba algún beneficio para la actual administración, aseguró el empresario del ramo gasolinero.

“Y la segunda –afirmó– que es la más importante, es que le inhibía la posibilidad a la siguiente administración de generar una restructura integral; para nosotros no es opción reestructurar por restructurar sin tocar los problemas torales de fondo”.

En este momento, prosiguió, hay problemas en la UABC, en ISSSTECALI, con los maestros, por lo que el próximo gobierno está obligado a hacer una reingeniería financiera importante con los grandes temas.

“Y entonces –apuntó– habrá de determinar qué empréstitos son sujetos de reestructura y si hay que ir por más para poder salvar o resolver problemas de fondo”.

La licitación para reestructuración de la deuda fue suspendida luego de que ocho de los nueve bancos que intentaron participar, retiraron su propuesta.

La respuesta de los bancos se dio luego de que el gobernador electo, Jaime Bonilla Valdez, advirtiera públicamente sobre futuras sanciones a las instituciones bancarias que participaran en el refinanciamiento de la deuda pública de Baja California.
El presidente del CCE recordó que el sector empresarial, desde la aprobación del decreto, manifestó su inconformidad sobre la forma como el actual gobierno pretendía reestructurar la deuda.

“Nosotros encontramos que había créditos que era imposible enfocarlos, porque perdíamos beneficios, como el de Banobras, como aquellos que están a punto de terminar de pagarse”, refirió.

La restructuración debe darse, siempre y cuando haya beneficio en la sobre tasa, que es la que nos está golpeando, consideró Llantada Ávila.

Los bancos fueron inteligentes, escucharon el llamado del gobernador electo, expuso el empresario.