Baja California | 26 de Junio de 2017

Esta empresa transporta un promedio de 200 a 250 turistas diariamente, pero esta semana cinco empresas de origen asiático les han cancelado sus viajes, y los socioes presumen que es a causa de las agresiones. Foto cortesía

Por

Por 

Alberto Elenes

Tijuana,  26 de junio.- Una camión turístico de la compañía Grupo Ticketón sufrió una agresión cuando transportaba a una pasajera del aeropuerto de Tijuana a la garita de San Ysidro, precisamente luego de una conferencia de prensa donde los directivos de la compañía denunciaran la falta de acción de las autoridades judiciales ante los ataques recibidos, que con el de hoy suman 22 en un año.

Según el conductor de la unidad, al descender del aeropuerto, dos sujetos le arrojaron piedras que impactaron al parabrisas, sin que resultada lesionado el chofer, la pasajera ni un camarógrafo de la empresa Telemundo 33, Antonio Uribe, quien viajaba con ellos con fines periodísticos.

A pesar de que unidad se trasladaba escoltada por una patrulla de la policía municipal, los agresores perpetraron el ataque y huyeron corriendo, quedando sobre el camellón las piedras que arrojaron al vehículo.

De acuerdo con el presidente de la compañía, Carlos Díaz, la de esta mañana es la agresión 22 contra las unidades de Grupo Ticketón desde febrero del 2016 a la fecha, en las que "por fortuna",  no ha habido ninguna persona lesionada.

Los reiterados ataques, acusó Díaz, han causado un incremento en las cancelaciones de viajes ya reservados, aunque en lo que va del 2017 han tenido un incremento de clientes.

En cada unidad caben aproximadamente 22 pasajeros, los cuales en la mayoría de los viajes muchos de origen asiático y algunos de otros países, incluyendo Estados Unidos.

Los daños hasta el momento, según el director operativo de Ticketón, Carlos Negrete, ascienden a los 20 mil dólares, sin contabilizar el ocurrido este lunes poco antes del medio día.

Precisaron que todos los casos han sido denunciados ante la Procuraduría de Justicia, pero hasta la fecha nos les han brindado ningún informe sobre las investigaciones.

“Las autoridades dicen 'Es una pedrada', pero cuando sea algún turista herido, ¿qué va suceder? Por eso pedimos que paren esto", dijo Negrete, quien junto con otros empresarios están seguros que los turistas que han ido a bordo de las unidades atacadas no van a regresar nunca más a Tijuan.

Por esa razón, solicitan la acción de los tres niveles de gobierno, en específico, Carlos Díaz le pide al gobernador su intervención directa instruyendo a la Procuradora de Justicia que presione en las investigaciones y den con los responsables.

La directiva de Ticketón sospecha que las agresiones vienen de parte del grupo de transportistas de Taxis Amarillos, refiere Díaz, quien se basa en una declaración del líder de ese gremio realizadas a un semanario local, en el sentido de “si guerra quieren, guerra tendrán”, en referencia a esta compañía de transporte transfronterizo.

Los empresarios consideran que “existe impunidad en (los actos ilícito de los) taxis amarillos de la línea”; “hemos sido agredidos y las autoridades no han hecho nada, hi hemos recibido nada de las denuncias”, complemento Negrete quien sentenció: “la autoridad está fallando”.

A la voz de ayuda de Ticketón se ha sumado el presidente de la Cámara de Comercio de San Ysidro, Jason Wells, también presente en la conferencia de prensa que tuvo lugar en las instalaciones de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados de Tijuana (Canirac) con el objetivo de externar la preocupación de los peligros que corren los turistas y que los ahuyenta de la zona.

Señalaron que la respuesta que han tenido por parte del gobierno municipal desde hace poco, gracias a la cual cada unidad de Ticketón es escoltada por una unidad patrulla de la Policía Municipal, evidentemente por lo ocurrido este lunes no es factor para evitar nuevos ataques.

Esta empresa transporta un promedio de 200 a 250 turistas diariamente, pero esta semana cinco empresas de origen asiático les han cancelado sus viajes, y los socioes presumen que es a causa de las agresiones.