méxico | 26 de Mayo de 2019

Los 26 vehículos arrancaron con una base de 30 millones de pesos. Foto Cristina Rodríguez

Por

Por 

Susana González G. / La Jornada
Ciudad de México, 26 de mayo.- La subasta de 82 lotes de vehículos decomisados, entre camionetas, autos de lujo o blindados, jeeps y clásicos, arrancó este domingo a mediodía en la explanada de Los Pinos con un récord histórico de 800 bases vendidas entre los participantes, mayor incluso que las 650 que se adquirieron en la pasada edición de la base militar aérea de Santa Lucía. 

Así lo informó el director del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), Ricardo Rodríguez Vargas, al arrancar la puja de los vehículos con una base de 30 millones de pesos, en conjunto, pero cuyos resultados finales se darán a conocer mañana por la presidencia. 

La concurrencia a la subasta se multiplicó por las familias de los compradores que tuvieron que esperar detrás de las vallas que rodearon la carpa instalada para el evento, en la explanada de la ex residencia presidencial, mezclados con decenas de visitantes a Los Pinos que se atiborraron en prados y hasta en el puente peatonal de Constituyentes para atestiguar la puja, sin importar el rayo del sol.  Por los primeros vehículos, se han obtenido hasta el doble o triple de los precios de salida, pero también se han declaró desiertas las subastas de vehículos blindados que eran propiedad de la presidencia, como una Suburban 2012 con nivel de blindaje 6 por el que se pedían 677 mil pesos.  

El director del SAE ponderó que es la primera subasta histórica del SAE porque además de realizarse en el ahora Centro Cultural de Los Pinos los recursos que se obtengan se destinarán a dos municipios de Oaxaca, Santo Reyes Yucuná y Santa María Zaniza , cuya población vive por debajo de la línea de la pobreza. 

Aclaró que el dinero no se dará a los gobiernos municipales, pero todavía se analiza el mecanismo para asignar los recursos, aunque dijo que la intención es destinarlo para caminos rurales, hospitales y escuelas, lo cual dependerá de la transformación del SAE en el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, sujeto a la aprobación en el Senado de la Ley Extensión de Dominio. 

Algunos están viejos y maltratados, sin llaves, con vidrios rotos, y hasta la defensa caída. La mayoría, 50 unidades provenientes de confiscaciones de la antigua PGR, pero también de la presidencia, de casos judiciales, fiscales o mercantiles, ya que por ejemplo se incluyen autos de la quebrada Ficrea, como un Fiat año 2015 con precio de salida de 99 mil pesos. 

También se exhibieron una ambulancia y dos camionetas antimotines donados por Jordania que no fueron subastados porque se destinarán a la Guardia Nacional.