méxico | 26 de Marzo de 2019

El consumo de Urbi equivale a 16 por ciento del volumen destinado a Guadalajara y otros tres municipios. Foto Arturo Campos Cedillo

Por

Por 

Juan Carlos G. Partida / La Jornada
Guadalajara, 26 de marzo.- Constructoras, fraccionamientos, cerveceras, fábricas de celulosa, refresqueras y tequileras, la mayoría mexicanas pero también estadunidenses, colombianas y holandesas, acumulan la mayoría de concesiones y transferencias de derechos sobre aguas nacionales para uso privado, detalla la primera parte del estudio Los acaparadores del agua en Jalisco, que presentó el Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (Imdec).

A partir de solicitudes de información pública, el Imdec elaboró la lista de los 50 principales acaparadores de aguas subterráneas. En la cima está Urbi Construcciones del Pacífico, desarrolladora de viviendas con sede en Tonalá, que tiene autorizado extraer 15 millones 600 mil metros cúbicos al año para servicios.

En comparación, el Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (Siapa), que da servicio a la población de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá, puede usar 102 millones 166 mil metros cúbicos de aguas nacionales, además de 94 millones 166 mil metros cúbicos de aguas subterráneas.

Es decir, el consumo de Urbi equivale a 16 por ciento de lo que el Siapa tiene concesionado para extraer en pozos.

Con 3 millones 600 mil metros cúbicos anuales de aguas subterráneas, la Cervecería Modelo de Guadalajara es la segunda empresa que más volumen tiene concesionado.

Le sigue muy de cerca Grupo Celanese, con 3 millones 38 mil metros cúbicos, para la producción de celulosa en la fábrica de Ocotlán, junto al lago de Chapala, donde con derivados de pulpa de madera altamente purificada se elaboran escamas de acetato, estopas de acetato y anhídrido acético.

Fraccionadora La Romita, constructora guanajuatense, está entre las principales concesionarias en Jalisco, con una asignación de 3 millones de metros cúbicos anuales.

Geo Jalisco, Zoltek de México, Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, Mexichem Derivados, Tequila Sauza, Casa Javier, Jugos del Valle, Brown Forman Tequila México, ejidos, unidades agropecuarias de exportación, un centro logístico, inmobiliarias y otros particulares complementan la lista.

Este enfoque privatizador y mercantilista de la actual Ley de Aguas es responsable de la acumulación desmedida de agua por parte de las empresas, de la sobrexplotación de los acuíferos, del sobreconcesionamiento de las cuencas y de la grave contaminación del agua que enfrentamos como país y de manera especial Jalisco, consideró el Imdec.

Por otra parte, las 50 mayores concesiones de aguas superficiales están otorgadas a la presa hidroeléctrica La Yesca de la Comisión Federal de Electricidad, a empresas agrícolas y constructoras, por periodos de entre 10 y 50 años.

Está demostrado que estas empresas no sólo acaparan el agua, también la controlan y han decidido la política hídrica del país por más de 30 años al ser parte del Consejo Consultivo del Agua, como es el caso de la Cervecería Modelo, Cuauhtémoc-Heineken y Coca-Cola, firmas que actualmente impulsan el cuestionado Pacto Social por el Agua, agregó el organismo.

María González Valencia, coordinadora del Imdec, dijo que el problema no es sólo el acaparamiento de grandes cantidades de agua, pues la mayoría de las empresas citadas están en la lista de las que más contaminan. Son responsables de la catástrofe ambiental del río Santiago y del grave problema de salud pública que padecen las poblaciones de la ribera de Chapala y Cajititlán.

Según el estudio Licencia para contaminar, elaborado también por el Imdec, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales reportó en 2009 que la empresa Celanese descargó a ríos mil 672 kilogramos de contaminantes: 820 kilos de cadmio, 410 de cianuro, 33 de arsénico y dos de mercurio.

La empresa Huntsman es señalada por los pobladores de los municipios de El Salto y Juanacatlán como responsable de mortandad de peces por contaminación en el río Santiago, considerado uno de los más tóxicos del país y donde no hay vida animal desde hace al menos 25 años. En 2012 Greenpeace encontró metales pesados y contaminantes orgánicos en las descargas de aguas residuales de esa empresa.

El estudio comprueba el acaparamiento del agua y la sobrexplotación de las subcuencas y microcuencas del Área Metropolitana de Guadalajara por poderosas empresas inmobiliarias y constructoras como Urbi, Geo Jalisco y el uso desmedido e irracional del agua en zonas residenciales como Bugambilias y Santa Anita, acotó González Valencia.

El Imdec, que presentó el estudio en el contexto del Día Mundial del Agua, exhortó al gobierno de Jalisco y a la Federación a modificar el sistema de concesiones por ser violatorio del principio de equidad y sustentabilidad del agua.

De igual manera, demandó que en la elaboración de la nueva Ley de Aguas, que se inició el pasado 20 de marzo en el Congreso de la Unión, se derogue el sistema de concesiones, se revisen las vigentes, se elimine la transferibilidad, que se pueda cambiar su uso y se modifique su vigencia.

Además, el Imdec pidió que se regule, vigile y sancione verdaderamente a las industrias que acaparan y contaminan el agua, y que se abroguen los decretos de reserva de aguas superficiales aprobados en junio de 2018, que abrieron la puerta a más concesiones.