mundo | 25 de Octubre de 2018

Muy temprano los migrantes iniciaron su caminata de Mapastepec hacia Pijijiapan, Chiapas. Foto Víctor Camacho / La Jornada

Por

Por 

Laura Gómez Flores / La Jornada

Ciudad de México, 25 de octubre.- El próximo lunes arrancará el puente humanitario para apoyar el éxodo de 7 mil migrantes, con el traslado de una primera brigada de 24 personas a la frontera de Chiapas y Oaxaca, a fin de conocer sus necesidades y estar preparados para recibirlos en la ciudad de México.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Nashieli Ramírez, y el secretario de Gobierno, Guillermo Orozco, señalaron que se dispondrán de albergues, deportivos y/o espacios públicos para instalarlos.

Además se contará con un dispositivo de seguridad en el que participará la Secretaría de Seguridad Pública para evitar alguna “situación distorsionante”, y se trabajará con diversas organizaciones para que actúen ante posibles casos de xenofobia y racismo, afirmó Orozco.

El plan de acción que se está diseñando, explicó, contará con diferentes opciones de estadía y atención, de acuerdo a sus necesidades, donde “no estamos viendo cuánto nos va a costar, sino atenderlos y disponer de los dispositivos de seguridad requeridos”.

Tras una reunión privada, donde participaron funcionarios de la administración capitalina e integrantes del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y del Alto Comisionado para los Refugiados (Acnur), reconoció que “recibir 7 mil migrantes es un gran reto”.

 La importancia por ello de coordinarnos de manera anticipada, pues “no creemos que lleguen antes de 10 días”, con el DIF-CDMX, Locatel, la Agencia de Gestión Urbana, el Sistema de Agua y las secretarías de Salud, Protección Civil y Desarrollo Social.

Se trata de contar con un dispositivo gubernamental con el apoyo de la CDHDF, que acompañará el éxodo a partir del lunes, pues “somos una ciudad santuario” y, en caso de quedarse se verá en su momento, “no hay que especular”, dijo al aclarar que el gobierno federal no participa en este plan.

Hasta el momento, suman mil 743 solicitudes de refugio en los estados de Chiapas y Tabasco, cuya respuesta se da en un plazo promedio de 45 días hábiles, señaló Florian Höpfner, representante de la Acnur.

 También el lunes se instalará en la Plaza de la Constitución un centro de acopio, donde continuamente se cambiará el listado de acuerdo a las necesidades de los migrantes, a fin de que la población nos apoye, dio a conocer el secretario de Protección Civil, Fausto Lugo.

 El secretario de Salud, Román Rosales, precisó que una brigada sanitaria con 15 personas acompañará a las nueve de la CDHDF que viajará el lunes a alcanzar al éxodo que se dirige a la frontera norte del país, para contar con un panorama epidemiológico.

Además se les brindará asistencia médica, pues “ya presentan algunas infecciones gastrointestinales y respiratorias; deshidratación, luxaciones y problemas en sus pies”, destinando dos unidades móviles, donde se les harán también estudios, indicó

La presidenta de la CDHDF explicó que esta coordinación interinstitucional se hará con la firma de un acuerdo, para “operar la lógica de emergencia humanitaria”, que incluirá apoyo sicológico y legal; y la coordinación con ombudsperson estatales.

Los tres equipos, con igual número de personas, que viajará a la frontera de Chiapas y Oaxaca a alcanzarlos, se sumarán a las 25 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, a fin de conocer la situación de los migrantes y actuar en consecuencia.

Hoy, la Ciudad de México dejó de ser un punto de tránsito a ser uno de destino y “esto no se acaba con el éxodo de migrantes, donde la CNDH, que los acompaña desde el primer día en territorio nacional, no ha detectado maras o pandillas”, aclaró.

A este puente humanitario, donde participarán en una primera instancia 24 personas, entre la gente de salud y de la Comisión, que se sumarán a las de la CNDH, se integrarán organizaciones civiles y organismos internacionales.

El próximo miércoles se sostendrá una nueva reunión para definir las acciones a seguir, las cuales se darán a conocer diariamente, y estar preparados  para su llegada en cerca de 10 días, la cual no coincidirá con el corte de agua, ni la Fórmula 1, estimó.