Chihuahua | 25 de Septiembre de 2018

Dirigentes estatales del Partido de la Revolución Democrática (PRD) anuncian, en voz de René Galindo, su afiliación a Morena. Foto José Antonio López

Por

Por 

Néstor Jiménez | La Jornada
Ciudad de México, 25 de septiembre.- Al anunciar la renuncia de poco más de 50 perredista de Durango a este partido - entre los que se encuentra la mayoría de quienes se encontraban en la dirigencia estatal - así como su incorporación a Morena y al Movimiento Nacional por la Esperanza, el líder de esta última agrupación, René Bejarano, estimó que si el Partido de la Revolución Democrática (PRD) se mantiene como hasta ahora, perderá su registro como fuerza política nacional en las elecciones intermedias de 2021.

El ex perredista sostuvo que a pesar de que el sol azteca presume tener una militancia de más de 6 millones de simpatizantes, en las pasadas sólo votaron por este partido poco más de 1.5 millones de ellos. “Tiene más afiliados que votantes, en las listas hay muchos que aparecen como militantes pero ya dejaron de serlo desde hace tiempo”, explicó.

Agregó que la salida de los perredistas duranguenses, se debe a que este partido ha dejado de abanderar las causas que lo originaron.

“En política como en la vida no conviene autoengañarse, es una conducta que tiene consecuencias negativas. El PRD en la competencia electoral reciente empezó con una intención de voto de 17 por ciento y terminó en 5.2 por ciento, es decir que su campaña es un desastre, pero a nivel presidencial fue peor. Sólo el 60 por ciento de los perredistas votaron por Ricardo Anaya” señaló Bejarano.

Sostuvo que en sol azteca no hay hasta el momento una corrección de lo que ocasionó su derrota en las pasadas elecciones. Tampoco, dijo, hay un reacomodo “hacia la izquierda. Al revés, continúan en una ruta de oponerse a las propuestas del nuevo gobierno… siguen plegados en los hechos al PAN, y si esa línea sigue, en el 2021 es probable que pierdan el registro si no corrigen”.

Además, sostuvo que en Durango podría perder el registro el próximo año. Entre quienes presentaron su renuncia al PRD se encuentra el propio dirigente estatal de este partido en dicha entidad, René Galindo, y el dirigente municipal en la capital, Juan Cruz, así como ex legisladores locales y federales.

Los perredistas que salieron aseguraron que el sol azteca ya no representa las “banderas” que antes seguía y señalaron que a pesar de haberse unido con el Partido Acción Nacional (PAN) en Durango en 2016 para “sacar” al Partido Revolucionario Institucional (PRI) del gobierno, la actual administración estatal ha dejado de lado la posición del PRD, lo que causó una ruptura.

Recalcaron que desde antes de la elección mostraron su inconformidad con la alianza presidencial del PRD con el PAN, por lo que anunciaron su apoyo al hoy Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, lo cual les trajo represalias dentro del sol azteca.

Anunciaron que buscarán incorporarse a Morena, pero en caso de que no estén abiertas las opciones de afiliación, darán su apoyo a este partido como externos.