méxico | 25 de Julio de 2018

En imagen de septiembre de 2016, obras del nuevo aeropuerto capitalino. Foto Carlos Ramos Mamahua

Por

Por 

Redacción La Jornada
Ciudad de México, 25 de julio.- Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) suspendió la celebración de cuatro procesos de licitación pública internacional en tanto se tienen los resultados de las reuniones deliberativas sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), a fin de lograr la máxima transparencia en el proceso de transición.

Lo anterior, derivado de la reunión sostenida el 17 de julio entre funcionarios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), el GACM y el equipo de transición integrado luego de las elecciones federales.

En dicho encuentro se compartió información del estado que guarda la construcción y se determinó crear diversos grupos de trabajo para analizar cuestiones técnicas, sociales, financieras, geológicas y medio ambientales del proyecto, se apuntó en un comunicado.

Los procedimientos pendientes corresponden a las licitaciones para la construcción de redes exteriores de distribución y la edificación y supervisión de la red de distribución de combustibles, así como el suministro, instalación y comisionamiento de los sistemas de iluminación de pistas.

Todo ello, por disposición del artículo 28 de la Ley Federal de Procedimiento Administrativo, de aplicación supletoria a las leyes de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas y a de Adquisiciones Arrendamientos y Servicios del Sector Público.

La suspensión de los plazos de las licitaciones señaladas no afecta de ninguna manera los compromisos contractuales vigentes asumidos por el GACM con distintos proveedores y contratistas, por lo que la construcción del nuevo aeropuerto capitalino continúa con los planes y programas previamente establecidos.

Las cuatro licitaciones quedaron suspendidas en espera de conocer su futuro, informó el GACM esta tarde en un comunicado.

El virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció que el destino del NAICM se decidiría luego de una consulta ciudadana a celebrarse a finales de octubre próximo. Las opciones que barajó consideran continuar la obra actual, construir un par de pistas en la base militar de Santa Lucía o concesionarlo a la iniciativa privada.