méxico | 25 de Junio de 2019

"Hoy más que nunca estamos y seguiremos unidos, no permitiremos una agresión más a la Upoeg, nos defenderemos de cualquier organización armada que quiera someter a las poblaciones, estamos contra todos aquellos que quieren obtener su beneficio personal causando daño a la población en general", advirtieron. Foto Cuartoscuro / archivo La Jornada

Por

Por 

Redacción La Jornada

Acapulco, Gro., 25 de junio.- Seis policías comunitarios de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (Upoeg) murieron durante una emboscada la mañana de ayer en la zona serrana del municipio de Petatlán, en la región de Costa Grande.
Los anterior fue informado por el dirigente de la Upoeg, Bruno Plácido Valerio. En tanto, autoridades de seguridad no han emitido parte oficial.

De acuerdo a versiones, la agresión sucedió en las cercanías de la comunidad El Camarón, cuando policías comunitarios de la Upoeg se dirigían a Santa Rosa, municipio de Tecpan, colindante con Petatlán, en la región de la Costa Grande, para realizar un cambio de guardia.

Plácido Valerio escribió en redes sociales que no habrá más tolerancia para quienes dañen al pueblo: "Compañeros, hemos recibido diferentes ataques en distintos lugares del estado, ataques en los que han perdido la vida compañeros, hemos denunciado a los tres niveles de gobierno, quienes han hecho caso omiso, incluso han dado declaraciones falsas diciendo que no pasa nada".

Reprochó lo que llamó declaraciones absurdas y señaló que "hoy más que nunca estamos y seguiremos unidos, no permitiremos una agresión más a la Upoeg, nos defenderemos de cualquier organización armada que quiera someter a las poblaciones, estamos contra todos aquellos que quieren obtener su beneficio personal causando daño a la población en general, estemos alertas y unidos para devolver la paz y tranquilidad de todos los pueblos".

Este martes, en gira por Zihuatanejo, en conferencia de prensa, el gobernador Héctor Astudillo Flores, advirtió que "estamos ante un problema nacional, que no exonera a nuestra responsabilidad".

Sostuvo que "en breve, con la Guardia Nacional, vamos a poder hacer más y evitar este tipo de conflictos que se dan entre grupos que lamentablemente se han formado, llámense policías comunitarios, contra policías comunitarios".

El mandatario estatal enfatizó que "hay que recordarlo, es muy lamentable cualquier muerte, especialmente de un guerrerense, lamentablemente las pugnas entre estos grupos han crecido últimamente".

El pasado 19 de junio, cuatro policías comunitarios de la Upoeg, también fallecieron en un ataque armado en la comunidad de El Ocotito, municipio de Chilpancingo.