Baja California | 25 de Junio de 2019

El pago del primer mes será para que los maquiladores capaciten a los migrantes centroamericanos acepten un trabajo temporal en la ciudad. Foto archivo La Jornada Baja California

Por

Por 

Mireya Cuéllar y Carlos Figueroa
Tijuana, 25 de junio.- El gobierno federal ofreció a la industria maquiladora pagar el primer mes de salario de los centroamericanos retornados por Estados Unidos que sean contratados en las plantas de Tijuana, Baja California; la estimación es que unos tres mil 500 extranjeros se instalarán en esta ciudad mientras esperan su cita con un juez de migración del vecino país, informó el gobernador electo, Jaime Bonilla Valdez.

El pago del primer mes será para que los maquiladores capaciten a quienes acepten un trabajo temporal; “vamos a darles la oportunidad de un trabajo temporal mientras esperan, hay una preocupación del Presidente por que reciban un trato digno, y la idea es regularizarlos más rápido de lo normal, acomodarlos en una área segura”.

El único problema que podría presentarse, explicó, es que “si el Instituto Nacional de Migración no se pone las pilas vamos a tener un cuello de botella, porque cuando lleguen 300 o 400 retornados debemos tener manera de documentarlos rápido para meterlos a la fuerza de trabajo, y sin documentos no podrá ser”. La frontera norte, recordó, tiene disponibles 50 mil puestos en la industria maquiladora.

Bonilla Valdez dijo que ya se está buscando dónde instalarlos, y que un sitio podría ser El Barretal –donde ya estuvieron los de la caravana anterior¬–, aunque en mejores condiciones, porque “en aquella ocasión fue una acción desesperada”.

En ese contexto, como parte de los acuerdos entre México y Estados Unidos, a partir del 28 de junio llegarán a Nuevo Laredo, Tamaulipas, un promedio de 200 migrantes diarios, procedentes del vecino país del norte, donde esperarán la respuesta a su solicitud de asilo, informó el alcalde Enrique Rivas Cuéllar.