cultura | 25 de Mayo de 2019

La directora de Imcine, Maria Novaro detalló que dejó a su equipo de trabajo en el Festival de Cannes para que cumplieran con la agenda programada. Foto Roberto García Rivas / Archivo La Jornada

Por

Por 

Juan José Olivares / La Jornada
Ciudad de México, 25 de mayo.- Ni me fui sin permiso al Festival de Cannes ni me regresaron, dijo a La Jornada la directora del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), María Novaroquien reconoce que por convicción volvió a México antes de tiempo y decidió dejar a su equipo –de tres personas– en una de las entregas más importantes dentro del mundo del cine.  

La decisión de dejar a su equipo de trabajo en el festival fue con la idea de cumplir al pie de la letra la agenda prevista del instituto: llegar a las citas, coordinar proyecciones, buscar acuerdos y apoyar a los cineastas mexicanos que están allá, así como mantener a alguien en el módulo del mercado de cine, que aclara, no cerró antes de tiempo. 

Novaro volvió a México en pleno inicio del festival de cine en el que se da, además de glamur y celebraciones, el mercado más grande de películas, en el cual también se pueden concretar alianzas de coproducción y hacer planes de distribución. 

Pero su regreso abrupto causó una ola de desinformación en medios y redes sociales: que si por la austeridad, que, si no tenía permiso, que no hay sensibilidad en el gobierno ante la cultura, por ello decidió salir y aclarar las cosas.