Baja California | 25 de Mayo de 2015

María Elena Morera estará este martes y miércoles en el Seminario Internacional Seguridad y Migración en la Frontera Norte de México: Contexto y Agenda Foto cortesía

Por

Por 

Redacción

Tijuana, 25 de mayo.- La presidenta de Causa en Común AC, María Elena Morera, asegura que persisten los riesgos de seguridad para migrantes indocumentados, debido, en gran parte, a que su condición los vuelve altamente vulnerables, pues temen acercarse a las autoridades.

Debido a los abusos que sufren los indocumentados, Morera llamó a la sociedad civil a involucrarse más en la vigilancia y rendición de cuentas de las autoridades migratorias, tras destacar que en “esta es una veta de acción para las organizaciones de la sociedad civil”.

La activista sostuvo que aun cuando en los últimos años el flujo migratorio entre México y Estados Unidos ha disminuido, los riesgos de seguridad para los migrantes indocumentados permanecen. Esta situación también se mantiene para los migrantes de centro y Sudamérica, cuya realidad es todavía más crítica.

Asimismo, mencionó que la condición de indocumentados hace que sean altamente vulnerables y, lo que es peor, los desalienta a acercarse a las autoridades, pese a la existencia de grupos de apoyo bien organizados en Estados Unidos y en México, que brindan atención a los migrantes. Estas agrupaciones se dedican, principalmente, a la defensa de los derechos humanos y civiles, y a la asistencia de los migrantes.

En un comunicado, la Universidad de Tijuana CUT aseguró que la activista participará en el Seminario Internacional Seguridad y Migración en la Frontera Norte de México: Contexto y Agenda, durante el próximo martes y miércoles.

El objetivo es crear conciencia social sobre la migración humana con soporte académico, visto desde las políticas públicas de los tres órdenes de gobierno y desde la óptica de la sociedad civil para, entre todos estos actores, hacer una agenda común que brinde una solución al fenómeno migratorio de sur a norte, tomando en cuenta la migración de retorno que día a día enfrenta Tijuana.

Al respecto, la asesora general de la Universidad de Tijuana CUT, Irma Jácome, mencionó que se trata de ver la realidad del fenómeno migratorio y acabar con el mito de que los indocumentados deportados son delincuentes, sufren de adicciones y suelen ser violentos. Otro mito nos hace creer que salen de su lugar de origen impulsados por la pobreza, lo que necesariamente es así, pues se trata de personas con gran ímpetu para salir adelante, pero no cuentan con las oportunidades para lograrlo y se ven obligados a tener se migrar para salir adelante.

“Es un tema de reflexión y análisis con expertos de primer nivel y de alto reconocimiento internacional, ejemplo de ello es la participación de Jorge Bustamante; el cónsul Jason Vorderstrasse, encargado de los Asuntos Políticos y Económicos en el Consulado de Estados Unidos en Tijuana. Además de destacados funcionarios públicos de la Policía Federal, de la Secretaría de la Defensa Nacional y del Instituto Nacional de Migración”, finalizó Jácome.