Baja California | 25 de Mayo de 2015

El abogado Gabriel González Celestino, defensor de Alfonso Hernández Flores (al fondo vestido color café), presentó denuncia en tres instancias contra policías municipales que detuvieron a su cliente, acusándolo de homicidio de un policía municipal. Foto Miguel Cervantes Sahagún

Por

Por 

Miguel Cervantes Sahagún

Tijuana, 25 de mayo.- Dos policías de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal y un juez adscrito a la dependencia tienen una denuncia en su contra debido a su actuación en la detención de Alfonso Hernández Flores como presunto responsable del asesinato del agente municipal Juan Gualberto Jáuregui el pasado 20 de mayo.

Luego de ser liberado por el Juzgado Séptimo Penal, por considerar que no estuvo relacionado con el homicidio, Hernández Flores a través de su abogado, Gabriel González Celestino, presentó denuncia ante el Ministerio Público del Fuero Común contra  los agentes Pablo Quiroz Hernández y Julio Ceésar Oliva Rangel, y el juez municipal, Mario Antonio Martín, por haber sido detenido, acusado y consignado por el delito de homicidio de un agente municipal y también por el delito de narcomenudeo, con base en testimonios adulterados, tortura y falsedad de hechos.

González Celestino también presentó denuncia ante Sindicatura Municipal y ante la -aún- Procuraduría de los Derechos Humanos, por el hecho de que una autoridad municipal permitió el avance de un procedimiento ilegal.

El Juzgado Séptimo de lo Penal determinó como falsos los testimonios en contra de Alfonso Hernández, por lo que le otorgó su libertad, sin embargo SSPM insiste en que los agentes procedieron correctamente en el arresto y consignación del acusado del homicidio del oficial Jáuregui, ocurrido afuera del domicilio en la colonia Mariano Matamoros.

Sin embargo, el alcalde de Tijuana, Jorge Astiazarán Orcí, declaró en conferencia de prensa no ser juez para conocer la razón de la captura y después libertad de Alfonso Hernández, y que estas circunstancias no son determinantes para solicitar la remoción de su secretario de Seguridad Pública Municipal, Alejandro Lares Valladares.