Baja California | 25 de Abril de 2019

“Yo sí conozco los estatutos, los derechos y las obligaciones de los priistas y yo no he ingresado a un otro partido político”, dijo Sánchez Arredondo. Foto Ángel Ramírez / La Jornada BC

Por

Por 

Ángel Ramírez

Tijuana, 25 de abril. – Frente a la expulsión “Fast track” de las filas del Partido Revolucionario Institucional que solicitó el candidato a la gubernatura, Enrique Acosta Fregoso, para 19 priistas, Nancy Sánchez Arredondo anunció: “nos vemos en los tribunales del PRI”.

Hubo distintas reacciones. Quienes a partir de ese momento se pronunciaron a favor del candidato a gobernador por la Coalición “Juntos Haremos Historia”, Jaime Bonilla Valdez, como en el caso del ex alcalde de Mexicali, Samuel Ramos o como la ex pre candidata a la gubernatura por el PRI.

Sánchez Arredondo aseguró que le da risa el pronunciamiento que hizo Acosta Fregoso buscando su expulsión y asegura que no hay elementos para poder aplicarle los estatutos del partido, ya que ella se encuentra en un receso y no ha apoyado a ningún candidato o fuerza política que no sea del Revolucionario Institucional.

Recomendó al candidato a gobernador leer los documentos básicos del PRI, sobre todo “el artículo 65, relativo a la pérdida de militancia, y el derecho de audiencia que todos los priistas tienen acceso para evitar ese tipo de arbitrariedades. Para expulsar a un militante hay una serie de procedimientos larguísimos, y no es solamente la intención de una persona la que vale aquí”.

Agregó: “yo sí conozco los estatutos, los derechos y las obligaciones de los priistas y yo no he ingresado a un otro partido político”.

Aseguró la ex dirigente estatal del PRI que “nunca he hecho labores de proselitismo a favor de otro candidato de otro partido; pedir que me expulsen por presunción de otra persona y luego dicho por un abogado, de verdad me da risa, es cómico, pero no me extraña porque éstos que llegaron al PRI, David Ruvalcaba y compañía, e incluyo al candidato y otros más, no han hecho más que atropellar la normatividad, aplastar a la militancia”.

En contraste a lo expuesto por Acosta Fregoso, dijo Nancy Sánchez que quienes deberían de haber sido expulsados son los diputados que aprobaron el sobreendeudamiento de Baja California, asegurando que existe complicidad de los dirigentes actuales del PRI con Acción Nacional.

“Para ellos no hubo ninguna sanción y eso sí es motivo de expulsión, es más, casi hubo hasta una felicitación de la presidenta nacional, Claudia Ruiz y, por otro lado, a un grupo de militantes que no estamos coincidiendo con las formas en que se están tomando decisiones en el partido, nos expulsan. Habráse visto… ¡nos vemos en los tribunales!” sentenció.

Recalcó que si ella sale del PRI no será “por sus pistolas, si salgo será por decisión personal”. Acosta Fregoso nunca se ha acercado a ella para expulsarla del partido, “y que ni se atreva, porque él no es dueño de esa decisión”.

Dijo conocer a Jaime Bonilla, y considera que puede ganar la elección, e incluso afirma haber recibido invitación en repetidas ocasiones para unirse a su campaña, “creo que ya me hubiera ido ¿no?”.

Sánchez Arredondo consideró que si bien el escrito no sentencia la expulsión de todos los señalados, si pavimenta la salida de muchos.

Otro de los actores señalados por el documento que los candidatos del PRI hicieron llegar al CEN fue Jesús García Castro, dirigente de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares CNOP.

Él señaló que responsabilizar a otros de las malas decisiones tomadas no es ético, ni profesional. La denostación y la calumnia sin fundamento anuncian la inminente desaparición del PRI en Baja California.

Aseguró que David Ruvalcaba, dirigente estatal del PRI, “ha establecido un oscuro pacto a espaldas de la militancia para quitar todo ladrillo que sostenga su estructura. Ellos son los que han hundido al PRI. Se coludieron con lo peor del Partido Acción Nacional, han endeudado al Estado, construyendo una mafia en los cabildos y congresos, comiendo de la mano del gobernador y de los alcaldes del PAN”, dijo enérgico García Castro.

Arremetió contra Enrique Acosta de quien señala que sus declaraciones son infundadas, temerarias, tendenciosas y calumniosas. Las imputaciones que sin sustento se atreven a realizar los candidatos, dijo, demuestran un claro desconocimiento de los procedimientos estatutarios del Revolucionario Institucional.

“Él (Enrique Acosta), como el abogado que pregona ser, sabe que el que acusa está obligado a probar y que se debe salvaguardar la garantía de audiencia y el principio de la presunción de inocencia”.

El dirigente estatal de la CNOP dijo tener la certeza de que el objetivo de expulsar a tantos militantes es de corte mediático y lleva el ánimo de confundir.