Baja California | 25 de Abril de 2019

Lázaro Mosqueda Martínez: pruebas en mano. Foto Luis Arellano Sarmiento / La Jornada BC

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento

Mexicali, 25 de abril.- El resultado de una auditoría realizada a las finanzas del Sindicato de Burócratas de Mexicali, señala que hay un faltante de más 46 millones de pesos que debe ser investigado por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), informó el actual dirigente seccional, Lázaro Mosqueda Martínez.

Por esa razón acudió a la procuraduría, para aportar mayores elementos a la denuncia penal presentada por los delitos de malversación de fondos, abuso de confianza y lo que resulte, mencionó minutos después de salir de la Agencia Del Ministerio Público.

La denuncia penal fue interpuesta hace unos meses en contra del anterior dirigente, Genaro Díaz Reynoso, incluso, si la ilegalidad viene de más años, contra la antecesora Victoria Bentley Duarte, añadió.

El faltante, precisó, se halla en cuentas corrientes, préstamos de ahorradores y fondos funerarios. La procuraduría ha solicitado información a los actuales gobiernos pero algunos faltan por entregar lo requerido, expuso.

Según la PGJE, destacó el dirigente sindical, en menos de un mes podrán tener a los presuntos responsables de este desfalco a la institución.

Resaltó que no existen documentos que comprueben dónde están esos 46 millones de pesos, pues a partir del 6 de diciembre, cuando el actual dirigente obtuvo la Toma de Nota, encontraron solamente 2 millones 900 mil pesos en las cuentas del sindicato.

Inclusive, en los próximos días presentará otra denuncia penal, porque cuatro vehículos propiedad del sindicato no fueron entregados, pero dos de ellos ya los tienen ubicados.