méxico | 25 de Abril de 2019

El mandatario celebra la decisión de los legisladores de votar a favor de la nueva reforma educativa. Y Foto Yazmin Ortega Cortés / La Jornada

Por

Por 

Fabiola Martínez y Alma E. Muñoz / La Jornada

Ciudad de México, 25 de abril. Al señalar que la decisión tomada en la Cámara de Diputados, para "cancelar la mal llamada reforma educativa”, es un paso adelante, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no habrá venta o tráfico de plazas ni sindicatos protegidos por el gobierno.

Dijo que en sexenios anteriores el magisterio fue calumniado, pero hizo la diferencia respecto a lo ocurrido con la líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, quien – expresó- fue desechada, destronada, cuando ya no sirvió a los intereses del presidente.

Ahora, manifestó en conferencia de prensa, “no va a haber venta de plazas, no va a haber tráfico con las plazas; no va a haber charrismo sindical, no va a haber sindicatos protegidos por el gobierno. No se aceptan grupos de intereses creados; esto es otra cosa, es un cambio por completo”.

Tampoco habrá, subrayó, entrega de dinero a dirigentes para mantenerlos quietos.

“No va haber maiceo, no va a haber maíz con gorgojo, nada, nada. Y libertad completa, absoluta, el que no esté de acuerdo tiene todo el derecho de expresarse, de manifestarse, sin represión”.

Añadió que los diputados que votaron en contra actuaron "de manera consecuente".

La Cámara aprobó el dictamen en lo general con 381 votos a favor de Morena, PRI, PAN, PRD, PVEM, PES, PT, MC y los legisladores sin partido.

Ocho diputados de Morena votaron en contra: Carol Antonio Altamirano, Azael Santiago Chepi, Beatriz Pérez López, Irma Juan Carlos, Virginia Merino y Margarita García, de Oaxaca, y Rosario Merlín y Avelina López, de Guerrero.

-¿No hay riesgo de que el sindicato meta mano en el reparto de plazas? -se le preguntó

-No, no, porque se va a ajustar a lo que va a aprobarse, en su caso, en las leyes, porque esto es reforma constitucional, faltan las leyes secundarias.

También rechazó que alguno de sus amigos, familiares o compadres tenga privilegios. En ese punto dijo desconocer que Miguel Rincón, integrante de su consejo asesor, participe en la licitación de los libros de texto.

“Pues es una empresa que el tiene desde hace mucho tiempo; no sabía que el está participando; no sé si legalmente esté impedido. Si está impedido no puede, no podría, participar. Si legalmente no tiene problema, podría participar.

Aseguró que no protege a nadie, ni acepta influyentismo de nadie, ni de amigos ni de familiares.

“Lo dije el día que tomé posesión: sólo me hago cargo de Jésus Ernesto (su hijo) porque es menor de edad, pero no me responsabilizo de la actitud o el desempeño de mis hijos, ni de mi esposa, de nadie de mi familia. Y desde luego ni de amigos ni de compadres. No protejo a nadie. Yo estoy inventariado: me debo al pueblo, a un movimiento que busca una transformación, un cambio verdadero, y eso lo saben muy bien mis amigos y mis seres queridos y saben que no hay nada que esté por encima del interés general. Soy un servidor público”.

El mandatario reiteró que la “mal llamada reforma educativa” fue impuesta y el magisterio fue calumniado.

Al respecto defendió a Rubén Nuñez, ex dirigente de la sección 22 del sindicato magisterial, en Oaxaca, recientemente fallecido, “quien era humilde, tan es así que su familia vive de manera modesta. Son cosas diferentes, lo demás no voy a juzgarlo. Ya en su momento se ventiló este caso. Lo que sí me consta es que el maestro Rubén Núñez fue calumniado injustamente, acusado de lavado de dinero y era una gente honesta y que en paz descanse.

-¿Qué cree que pasó con la maestra Gordillo?

-Antes habían sindicatos corporativos, es decir, al servicio del Estado, entonces, mientras les convenía protegían a los dirigentes y cuando ya no les servían los dirigentes lo desechaban; le toleraban todo mientras les ayudaban, mientras les servían.

Ya cuando habían diferencias – agregó- o caían de la gracia del Presidente, pues entonces se les destronaba y se les hacían juicios y aparecían todo lo que significaba, de repente; caían de la gracia, así era.

“Ya no es así, ya no hay dirigentes protegidos, no hay grupos de intereses creados, no hay amiguismo, no hay influyentismo, no hay nepotismo, ninguna de esas lacras de la política, y no hay corrupción, no se tolera la corrupción”.

El mandatario hizo una amplia exposición respecto de lo que significa derogar “la reforma educativa impuesta y ordenada desde el extranjero”, como parte del modelo neoliberal. Por tanto, celebró que se haya avanzado en ese sentido.

“Mi opinión es que se avanzó en este terreno, es un problema menos, porque para mejorar la educación lo que se necesita es que se tome en cuenta a los maestros, se convenza de que todos debemos ayudar para que mejore la educación, que se tienen que crear condiciones favorables, que los niños vayan a la escuela con alimentación, que coman en sus casas o en la escuela y que no haya deserción por pobreza, que se tengan becas como lo estamos haciendo.

Recordó que este año se entregarán alrededor de 10 millones de becas para estudiantes, como nunca en la historia y se fortalecerán las escuelas normales.

“Fue un paso adelante, de todas maneras aunque no les gustó a nuestros adversarios, ya nosotros fijamos una postura en un memorándum que generó mucha polémica, que dice lo que hemos sostenido desde hace mucho tiempo: que debe cancelarse la reforma y no afectar al magisterio, mejorando la calidad de la enseñanza combatiendo la pobreza. Lo decía Morelos en los Sentimientos de la Nación hace más de 200 años.

“Decía que se eduque al hijo del campesino y el barrendero, igual que al hijo del más rico hacendado. Eso es todo: educación pública gratuita, de calidad, pluricultural en todos los niveles. Educación como derecho, no como privilegio, no como mercancía.

“Entonces, muy bien por los diputados que se haya aprobado. Y también los que votaron en contra hay que reconocer que actuaron de manera consecuente”, dijo.