Baja California | 25 de Marzo de 2015

Fidel Sánchez, dirigente de los jornaleros de San Quintín, señaló que los jornaleros ganan al año 32 mil pesos
Fidel Sánchez, dirigente de los jornaleros de San Quintín, señaló que los jornaleros ganan al año 32 mil pesos Foto Roberto Armocida

Por

Por 

Olga Aragón

San Quintín, 25 de marzo.- Tras más de siete horas de debate y de tres recesos en los que cambiaron sus planteamientos, representantes de empresarios agrícolas de San Quintín accedieron aumentar un 10 por ciento a los trabajadores del campo, 4 por ciento adicional a la propuesta inicial que hicieron en la mesa de diálogo a los jornaleros que se encuentran en paro laboral desde el pasado 17 de marzo, quienes reclaman un incremento de casi 150 por ciento.

El representante de los horticultores, Alberto Muñoz, planteó su tercera propuesta con lo que los sueldos aumentarían de 121 a 143 pesos al día para los jornaleros que además de parar actividades bloquearon la carretera Transpeninsular y realizaron una serie de protestas contra los bajos sueldos, malos tratos en los campos y falta de pago de tiempo extra y seguridad social.  

La contrapropuesta de los jornaleros, en voz de Justino Herrera Martínez (uno de los dirigentes de la Alianza Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia fue tajante: 270 pesos al día, en sueldo homologado a todos los trabajadores agrícolas de la región, con lo que disminuyeron en 30 pesos su demanda original.

El representante del Consejo Agrícola de Baja California conminó a los trabajadores a aceptar la propuesta. Dijo que los empresarios estarían de acuerdo en pagar de inmediato el 10 por ciento de incremento al salario y también 10 por ciento al pago por caja de tomate, de fresa, pepinos y moras pizcadas.

"No tenemos prisa, vaya usted a consultar con sus patrones y dígales que esa es nuestra última propuesta", dijeron los jornaleros al vocero de los empresarios.

Los sueldos que actualmente ganan los trabajadores van de los 110 a 130 pesos por jornadas que frecuentemente superan las ocho horas diarias sin pago de tiempo extra ni días festivos, y el porcentaje que proponen los empresarios con base en un salario de 70.10 pesos, significaría un aumento de los 8.80 a los 10.40 pesos diarios.

Al recibir la segunda propuesta que alcanzaba el 8 por ciento de aumento, el dirigente de los jornaleros agrícolas Fidel Sánchez reclamó al vocero de los empresarios que la propuesta de las compañías horticultoras "es una cachetada a los jornaleros".

Comparó los 32 mil pesos que gana cada año por un trabajo "muy duro" con los 528 mil pesos anuales de sueldo que reciben el subsecretario de Gobierno, Pablo Alejo López Núñez, que participa en la mesa de negociación, y aun así se opone al aumento que demandan los trabajadores del campo.

Lucila Hernández, otra de las dirigentes de la Alianza, reclamó al representante del Consejo Agrícola de Baja California su argumento de que no pueden mejorar la propuesta con las utilidades "tan altas" que obtienen de la producción de los campos.

Señaló que gasta 100 pesos por enviar a sus hijos a la escuela y apenas le quedan 50 pesos para darles de comer.

"La vida de un jornalero –agregó la mujer- es muy dura. Después de trabajar en los campos agrícolas la gente queda como desecho humano. Las mujeres se enferman y no son atendidas si no tienen dinero para trasladarse hasta Ensenada. En la comunidad donde vivo somos 150 familias, el uno por ciento de esta población tiene algún quiste, algún mioma, algún cáncer porque estamos viviendo bajo las lonas (que cubren los campos de cultivos) donde están los pesticidas… No sean injustos, hagan una propuesta digna”, reclamó.

Ante la falta de acuerdos, el subsecretario de Gobierno solicitó un tercer receso en la mesa del diálogo, mientras afuera los jornaleros encendieron fogatas y se dispusieron a pasar un día más a la orilla de la carretera Transpeninsular, rodeados por cientos de elementos de las fuerzas policiacas y militares.

 

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?