mundo | 25 de Febrero de 2015

En la imagen desalojan el cuerpo de un militar ucraniano de entre los escombros del edificio del aeropuerto, fuera de Donetsk, Ucrania, Miércoles, 25 de febrero Foto Ap

Por

Por 

Ap

Donetsk, Ucrania, 25 de febrero.- Soldados ucranianos cautivos en el bastión separatista prorruso de Donetsk, en el oriente de Ucrania, comenzaron a excavar el miércoles entre los escombros para retirar los cadáveres de camaradas muertos el mes pasado en una intensa batalla por el control del aeropuerto de la ciudad.

Periodistas de la Associated Press vieron al menos cuatro cadáveres que eran sacados de los restos de la destruida terminal aérea. Representantes de los separatistas dijeron que muchos más cuerpos siguen sepultados allí, aunque no dieron cifras.

Separatistas respaldados por Rusia y tropas ucranianas han batallado regularmente por el aeropuerto de Donetsk desde mayo, cuando fuerzas del gobierno rechazaron intentos de los separatistas de tomar la moderna terminal construida para que Ucrania fuera sede de la Eurocopa de fútbol en el 2012. Los combates allí se reanudaron a mediados de enero, destruyendo una tregua acordada en Año Nuevo.

El miércoles, el portavoz del Ministerio de Defensa ucraniano Vladislav Seleznev dijo que 15 soldados murieron en los combates en el aeropuerto en enero. Sus cadáveres estaban insepultos desde entonces.

Acosadas por un intenso fuego artillero, las fuerzas ucranianas admitieron el 22 de enero que habían perdido el control de gran parte del aeropuerto.

Los separatistas entregaron a 139 soldados cautivos el fin de semana a cambio de 52 personas en poder del gobierno. Ninguna de las partes ha revelado el número de cautivos que tiene, pero periodistas de la AP vieron a 25 soldados prisioneros trabajando en la terminal.

Los separatistas han insistido en que tienen derecho al control del aeropuerto internacional, reducido ahora a montones de pedazos de concreto. Ucrania dice que el acuerdo de paz firmado en septiembre le da a Kiev ese derecho.

Los trabajos para recuperar cadáveres fueron interrumpidos el miércoles por el sonido de cañoneos en la distancia, pero fueron reanudados tras una breve pausa.

En tanto, el gobierno dijo que las violaciones separatistas del alto al fuego en el este de Ucrania continúan, aunque han caído en número en los últimos días.

Un vocero militar, el teniente coronel Anatoliy Stelmakh, dijo en una sesión informativa el miércoles que los separatistas respaldados por Rusia bombardearon la localidad de Popasna dos veces durante la noche y que siguen intentando arrasar posiciones ucranianas en la localidad de Shyrokyne, cerca de la estratégica ciudad portuaria de Mariupol.