mundo | 25 de Febrero de 2015

El presidente ruso Vladimir Putin, al centro al fondo, dirge una reunión ministerial en la residencia de Novo-Ogaryovo, en las afueras de Moscú. Foto AP

Por

Por 

Notimex

Moscú, 25 de febrero.- El presidente ruso, Vladimir Putin, acusó hoy a Ucrania de cometer genocidio por su decisión de suspender el suministro de gas a las zonas de la oriental región ucraniana de Donbas, afectada por el conflicto armado.

En un encuentro con el presidente de Chipre, Nikos Anastasiadis, quien realiza una visita de trabajo a Rusia, Putin criticó la decisión de las autoridades ucranianas de suspender el suministro de gas a las autoproclamadas repúblicas de Donentsk y Luganks.

"Como si el hambre no fuera suficiente en las regiones de Donetsk y Lugansk, ahora, ¡les han cortado el gas!. ¿Cómo definiría esto?... Huele a genocidio", dijo el presidente ruso a su homólogo chipriota, con quien negoció varios intercambios comerciales.

El jefe de Estado recordó que la propia Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), ha constatado y advertido que existe una grave crisis humanitaria en Donbas -donde se ubican Donetsk y Lugansk- y aún así Kiev cortó el gas.

"Aparentemente, algunos líderes responsables de la moderna Ucrania son incapaces de comprender la importancia de las cuestiones humanitarias. Parece que la noción del humanismo ha sido olvidada”, añadió, según reporte del sitio Sputnik.

Putin recordó que los acuerdos de paz de Minsk, firmados el pasado día 12 por los líderes del llamado grupo de Normadía, obliga a las autoridades ucranianas a garantizar el suministro de energía a las regiones separatistas.

Los Acuerdos que fueron alcanzados por los líderes de Ucrania, Petro Poroshenko; Rusia, Vladimir Putin; Francia, Francois Hollande y Alemania, Angela Merkel, tras más de 16 horas de discusiones en Biolorrusia, fija en el punto número siete garantizar el suministro de ayuda humanitaria.

El presidente de la Federación Rusa recordó que, además de las milicias rebeldes, en la oriental región ucraniana de Donbas también viven "niños, mujeres y ancianos (...) que nada tienen que ver con el conflicto" y que padecen las consecuencias.

Ante las acciones de Kiev, Putin advirtió que Rusia dejará de suministrar gas a Ucrania dentro de tres o cuatro días cuando se agote el dinero que pagó con anticipación y que no renovará los suministros si antes no hace un nuevo pago anticipado.

"Por supuesto, eso podría crear una cierta amenaza para el tránsito (de gas) a la Unión Europea (UE)", subrayó el mandatario, tras señalar que la paraestatal Gazprom cumple enteramente con sus compromisos contractuales y lo seguirá haciendo.

"Confiamos en que no tengamos que aplicar medidas extremas y los suministros de gas no se corten; depende no solo de nosotros sino también de nuestros socios ucranianos", apuntó Putin.