méxico | 25 de Enero de 2018

Consejeros de la Junta de Gobierno y autoridades del INEE presentan en conferencia de prensa los resultados de #Planea2017. Foto tomada de @INEEmx

Por

Por 

Laura Poy Solano, La Jornada

Ciudad de México, 25 de enero.- La pobreza y la desigualdad son factores cada vez más relevantes en el resultado de los aprendizajes educativos, reconoció Eduardo Backhoff Escudero, presidente del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) al presentar los resultados del Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (Planea) 2017 para alumnos de tercer grado de secundaria.

De acuerdo con los resultados nacionales el 33.8 por ciento de los alumnos solo alcanza un dominio insuficiente en lenguaje y comunicación, cifra que se eleva al 64.5 por ciento en la asignatura de matemáticas, pero si se considera la escuela de origen los planteles comunitarios, y los ubicados en zonas rurales y de alta marginación, alcanzan los más bajos resultados.

En conferencia de presenta funcionarios del INEE señalaron que una “profundización de las brechas generadas por la desigualdad”, pues los alumnos que enfrentan las condiciones más precarias para su aprendizaje, en particular los estudiantes indígenas, cayeron en su puntajes, mientras que aquellos que mantienen las mejores condiciones socioeconómicas y de infraestructura, como las secundarias particulares, mejoraron sus resultados.

La pobreza se relaciona de forma cada vez más importante con los aprendizajes, afirmó Jorge Hernández, titular de la Unidad de Evaluación del Sistema Educativo Nacional del INEE, quien destacó que la educación “no está alcanzando su cometido de romper la transmisión intergeneracional de la pobreza”.

Agrega que al comparar los resultados de Planea 2015 con los obtenidos en 2017 se detectó que sólo tres entidades presentan diferencias significativas. En el caso de Tamaulipas, detalló, es el estado con los puntajes que presentan una mayor caída (28 puntos) entre ambas pruebas, al pasar de 503 puntos como promedio en lenguaje y comunicación en 2015, a un total de 475 para 2017. Lo mismo ocurrió en matemáticas, donde pasó de 491 a 463.

Al respecto, Backhoff Escudero, destacó que la violencia e inseguridad ha afectado principalmente a esa entidad, y aunque aclaró que “no tenemos elementos para decir que es la única razón de este resultado, no podemos soslayar que sí incide cuando los maestros te dicen que hay profesores que ya no van a las escuelas de las zonas más inseguras, lo que probablemente estamos viendo reflejado en estos resultados”.

Los resultados de Planea 2017 a nivel nacional, revelan que sólo 8.3 por ciento de los alumnos de tercero de secundaria tienen un dominico sobresaliente en lenguaje y comunicación, y de 5.1 por ciento para matemáticas. En el caso de quienes alcanzan un dominio satisfactorio de los aprendizajes clave en lenguaje y comunicación, sólo representan el 17.9 por ciento, y el 8.6 por ciento en matemáticas; quienes tiene un dominio básico en la primera asignatura alcanzan el 40.1 por ciento y 21.7 por ciento matemáticas.

Jorge Hernández detalló que, en el caso de Oaxaca, Michoacán y Chiapas, la prueba Planea no se ha logrado aplicar a la totalidad de la muestra estatal tanto en 2015 como en 2017, por lo que no se desglosó en los datos por entidad, pese a que se incrementó, dijo, considerablemente el número de alumnos que participaron en la más reciente aplicación de Planea en esas tres entidades. Al respecto, Backhoff Escudero aseguró que “hay un problema político” en esos estados para garantizar el acceso de los encuestadores a los centros escolares, pero rechazó vincular la resistencia de las escuelas a la aplicación de la reforma educativa.

De acuerdo con los resultados, las escuelas comunitarias obtienen los puntajes más bajos en sus aprendizaje, de lenguaje y comunicación con 415 puntos frente a una media nacional de 495, y un promedio de 586 para las escuelas particulares, es decir, hay una diferencia de 171 puntos entre los puntajes alcanzados por alumnos de escuelas comunitarias y las particulares.

En el caso de matemáticas, el puntaje nacional fue de 497 puntos, pero el más bajo nuevamente corresponde a las escuelas comunitarias, y el más alto a las secundarias particulares con 579 puntos, es decir, hay una brecha de 160 puntos entre los planteles comunitarios, donde se atiende principalmente a población indígena, y los particulares.

En cuanto al contexto que incide en el desempeño escolar, el INEE revela que el poder adquisitivo más elevado por familia, lo obtienen los alumnos de secundarias particulares, donde no se reportan alumnos del cuartil de ingreso más bajo, mientras que las escuelas comunitarias reportan el ingreso por familia más bajo, y una presencia en sus aulas de estudiantes que provienen de familias con los cuartiles de ingreso 1 y 2, pero no reporta alumnos con ingresos familiares en los cuartiles 3 y 4, por lo que “a mayor poder adquisitivo de la familia, mayor es el nivel de logro en el aprendizaje”.