mundo | 25 de Enero de 2018

Titulada “Testimonios de Civilidad”, la muestra fue inaugurada en la Sala La Lupa de la Cámara de Diputados y según Porro tiene como pieza más antigua a la carroza “Eretum” Foto Cortesía

Por

Por 

Notimex

México, 25 de enero.- La carroza “Eretum”, del siglo VI antes de Cristo, un relieve fúnebre sacado ilegalmente de Palmira, Siria, o un busto del emperador romano Tiberio robado durante la Segunda Guerra Mundial, son algunas de las piezas que forman parte de una muestra inaugurada en la Cámara de Diputados italiana.

“La exposición cuenta con unas 15 obras de diverso tipo, que fueron restituidas tras ser sacadas ilegalmente de Italia o rescatadas en las zonas afectadas por los sismos de 2016 y 2017”, explicó a Notimex la curadora y directora del Museo Nacional Romano, Daniela Porro.

Titulada “Testimonios de Civilidad”, la muestra fue inaugurada en la Sala La Lupa de la Cámara de Diputados y según Porro tiene como pieza más antigua a la carroza “Eretum”.

Se trata, dijo, de un resto del siglo VI antes de Cristo encontrado en la tumba de un príncipe sabino en la zona arqueológica de Fara in Sabina, cercana a Roma.

La carroza fue excavada clandestinamente en la necrópolis “Eretum” y sacada del país en la década de los setenta.

Tras investigaciones que duraron años, la pieza arqueológica fue encontrada en un museo de Dinamarca que aceptó restituirla, dijo la curadora.

De la muestra forman parte también los bustos del emperador romano Tiberio y de su hermano Druso, que fueron robados durante la Segunda Guerra Mundial y encontrados recientemente en Estados Unidos.

“Uno estaba en manos de un coleccionista privado y otro del museo de Cleveland, que también aceptaron restituirlos”, confirmó Porro.

Otras piezas expuestas son las telas robadas en 1986 del convento de Santa María Aracoeli y encontradas en poder de un anticuario de Milán que las arrancó del código del que formaban parte para venderlas individualmente.

Igualmente son expuestos bienes rescatados de las zonas del centro de Italia destruidas por los sismos de 2016 y 2017, como la pintura del altar de Giovan Battista Tiepolo, en la iglesia de San Felipe Neri de la localidad de Camerino, o la escultura de San Francico de Asís del siglo XV, recuperada en Amatrice.

Asimismo, hay una estela en mármol blanco originaria de Palmira, Siria, encontrada en la norteña región de Piemonte y la que según Porro fue sacada ilegalmente cuando estalló la guerra en el país árabe.

“Muchas obras sirias fueron saqueadas y destruidas durante la guerra, robadas y vendidas en el mercado internacional para financiar la guerra del Estado Islámico, muchas más se perdieron, fue destruida la identidad de un pueblo”, resaltó la curadora.

Inaugurada por la presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Boldrini, la muestra estará abierta al público hasta el próximo 28 de febrero y reúne algunas de las piezas recuperadas por el Comando de Tutela del Patrimonio Artístico del cuerpo de carabineros.

Sondeo

Estás de acuerdo en que el gobierno estatal que se elegirá en 2019 sea de: