mundo | 24 de Septiembre de 2018

El costo por producir un gramo de cannabis baja de 1.50 dólares a solo cinco centavos. Foto Yazmín Flores / La Jornada

Por

Por 

Notimex

Ottawa, 24 de septiembre.- Productoras canadienses de mariguana importarán la hierba de Colombia para abastecer el mercado potencial de 5.4 millones de canadienses listos para consumirla legalmente con fines recreativos a partir del 17 de octubre.

Canadá cultiva legalmente marguana desde 2015 para uso médico y permite la importación, en este caso, para abastecer a los pacientes que la requieren como tratamiento.

Producir un gramo de cannabis en Canadá cuesta 1.50 dólares, pero en Colombia -con clima tropical ideal- implica solo cinco centavos por lo que al menos siete productoras han invertido unos 100 millones de dólares en subsidiarias colombianas para garantizar el producción, informó la corporación de radiotelevisión pública de Canadá (CBC).

Además del clima tropical, para una planta que requiere 12 horas de sol y 12 horas de oscuridad, Colombia ofrece a los productores canadienses las ventajas de pagar sueldos más bajos, por lo que es “el lugar ideal para invertir en estos momentos”.

Canopy Growth, una de las grandes firmas canadienses de cannabis, tiene en el país sudamericano la subsidiaria Spectrum Cannabis Colombia e invertirá 60 millones de dólares para invernaderos, fábricas de producción e investigación en los próximos años, según Bibiana Rojas, directora de la firma en Bogotá.

Detalló que la subsidiaria producirá aceites y otros productos médicos de mariguana en lugar de hierba para fumar. Colombia legalizó en 2015 el cannabis medicinal para consumo nacional y exportación, pero aún prohíbe su uso recreativo.

Después de Uruguay, Canadá será el segundo país en el mundo en legalizar el consumo recreativo de esta hierba alucinante.

Los inversionistas canadienses -“canna-preneur”- afirmaron que desean aplicar el modelo de inversiones que utilizan en minería y energía en Latinoamérica, donde la Bolsa de Valores de Toronto (TSX) se convertirá en la principal “conexión” para recolectar capital de inversión en mercados emergentes como Colombia.

Sin embargo, no descartan los riesgos de invertir en tierras marcadas por el narcotráfico y la corrupción.

"Como accionistas hay que ser precavidos porque uno puede encontrar que su instalación en Colombia puede ser confiscada o si hay tarifas, costos adicionales o corrupción", dijo Robert Tetrault, un administrador de la cartera de cannabis de Canaccord Genuity Wealth Management, en Winnipeg.