méxico | 24 de Agosto de 2019

En este cuarto se encontraban hacinados los hondureños. Foto Cuartoscuro / La Jornada

Por

Por 

Silvia Chávez González / La Jornada

Melchor Ocampo, Estado de México, 24 de agosto.- Al menos 12 hondureños fueron rescatados de una casa de seguridad, donde estaban privados de su libertad por presuntos traficantes de indocumentados; carecían de alimentación y permanecían hacinados, en la Colonia La Cañada.

De acuerdo con reportes de la Policía Estatal, durante un patrullaje, elementos de la corporación vieron a un niño que corría por el patio de una casa gritando que tenía hambre, lo cual dejó al descubierto la ubicación de una vivienda en la calle de Duraznos, donde al revisar encontraron a los extranjeros.

En el domicilio fue detenido Edwin “N”, de 23 años, también hondureño, señalado por los demás indocumentados como la persona que los vigilaba para que no salieran de la vivienda; tenía varios cómplices, que en ese momento no se hallaban en el lugar.

Cuando se acercaron al menor, comentó a los oficiales que dentro de la casa se encontraban su mamá y sus hermanos, con más personas, y todos tenían mucha hambre, pero no les dejaban salir ni les daban alimento.

Dentro del domicilio se encotraban siete hombres, dos mujeres, tres menores de edad y el hombre que los cuidaba, quien tenía la encomienda de darles de comer una vez al día.

Todos son hondureños y se identificaron como Ronaldo Daniel Chávez Díaz de 19 años; Emilson Yohen Gómez Pérez, de 22; Edgar Adali Alvarado Doblado de 32; Ariel Fernando Bu Korea de 24; José Armando Uvas Perdomo de 51 años; Mayquer Yosmany Cubas Cazala de 19; Mario Alberto Castañeda Zuñiga de 18; Karla Juliza Sabion de 19; Jesica Johana Zuñiga García de 26, así como tres menores de entre 4 y 8 años de edad.

Informaron a la policía que ingresaron a territorio nacional sin documentos de migración, y tenían cinco días esperando a una persona que les cobró cuatro mil pesos a cada uno para internarlos en Estados Unidos.

Los migrantes fueron entregados a las autoridades federales, en tanto Erwin fue puesto a disposición del Ministerio Público federal.