Chihuahua | 24 de Agosto de 2019

80 por ciento de los casos que se dirimen en el Tribunal Superior de Justicia son de tráfico de drogas al menudeo. Foto tomada de @CBPSanDiego

Por

Por 

Rubén Villalpando / La Jornada
Ciudad Juárez, 24 agosto.- En esta localidad fronteriza existen alrededor de 160 mil personas adictas a las drogas, que equivalen a un 10 por ciento de la población total, de un millón 600 mil personas, informó la presidenta de la organización de la sociedad civil Mesa de Seguridad de Ciudad Juárez, Isabel Sánchez Quirarte.  

La adicción en México debe ser tratada como un problema de salud, no de seguridad, y en este sentido el gobierno del estado y la Federación deben ponerse en alerta como si la drogadicción fuera una epidemia. 

Dijo que según estudios recientes, en Ciudad Juárez pueden existir hasta 160 mil habitantes adictos a alguna droga dura o sintética, entre ellas el cristal, la heroína o cocaína, o blanda, como la mariguana”. 

Los estudios se basan en investigaciones y detenciones de personas adictas, la mayoría trabajadoras y estudiantes, ya que los jóvenes de clase media que consumen drogas no son detenidos porque la mayoría no camina por las calles. 

Sánchez Quirarte agregó que tienen registro de que los criminales ya empezaron a ofrecer droga a niños de ocho años en sus escuelas, principalmente del sur oriente y centro de la ciudad. 

Mencionó que del consumo de drogas parte la mayoría de los delitos que se cometen en esta frontera, como homicidios, robos y asaltos. 

A pesar de este grave problema, en esta ciudad sólo existen mil 500 camas de internamiento en los centros de tratamientos de adictos, lo cual es insuficiente. 

En conferencia conjunta con el fiscal de la zona norte, Jorge Nava López, Sánchez Quirarte dijo que en el programa de prevención que llevan a las escuelas, a través del Departamento de Prevención de la Mesa de Seguridad, han detectado que niños de 8 y 9 años “ya han sido invitados a consumir drogas”. Además, en las empresas maquiladoras se ofrecen dosis gratuitas. 

Ochenta por ciento de los casos que se dirimen en el Tribunal Superior de Justicia son de tráfico de drogas al menudeo. 

Nava López, fiscal de la zona norte, destacó que el gobierno federal dejó esta responsabilidad al Estado, pero es necesario recibir más apoyo para que los tres órdenes de gobierno puedan atender este problema de salud y de seguridad. 

El problema más agudo que tenemos ahorita es la falta de recursos para operar. Estaremos haciendo un puntual señalamiento a las autoridades federales para que, así como delegaron este problema a los estados, también deleguen los recursos necesarios para atenderlo, mencionó.