méxico | 24 de Junio de 2019

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador durante su gira de trabajo en Quintana Roo. Foto cortesía Presidencia

Por

Por 

Alonso Urrutia / La Jornada
Tulum, 24 de junio.- A pesar de las preocupaciones del gobernador, Carlos Joaquín, por las pérdidas económicas que genera la fuerte presencia de sargazo en las playas de esta entidad, el presidente Andrés Manuel López Obrador matizó los alcances del fenómeno: “No he hablado mucho de eso porque no considero que sea, como algunos dicen, gravísimo. No. Lo vamos a resolver”.

Ante los quintanarroenses congregados, el mandatario detalló las razones por las que estima que el impacto del sargazo podrá superarse y no es tan grave: “Ya di instrucciones al secretario de Marina y se van a construir hasta embarcaciones especiales para recogerlo y terminar el problema”.

La visión del gobernador era muy diferente en cuanto a los alcances del daño: “le quita belleza a nuestras playas, provoca pérdidas económicas, desempleo, falta de desarrollo y eso causa violencia. Un dato: estamos recogiendo casi mil toneladas de sargazo todos los días”.

El gobernador también hizo un llamado al mandatario para que se intente subsanar el problema de energía eléctrica que atraviesa la entidad, el cual ha generado en varias ocasiones apagones masivos de luz, a lo que López Obrador contestó con la promesa de reparar de fondo la problemática como lo hizo un día antes en Yucatán.  

“Abandonaron todo el sistema eléctrico del sureste. Hace años que no hay instalaciones para el gas natural, para la electricidad y por eso los apagones. Creció mucho la población de Quintana Roo. Con las mismas instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad vamos a meter gas natural hasta Quintana Roo, desde Tuxpan, y se va a crear una planta de energía eléctrica en la península”.

López Obrador hizo una larga exposición, tanto en Tulum como en Solidaridad (Playa del Carmen) de su política de austeridad y combate a la corrupción como ruta para que alcance el presupuesto. Su anunció la creación del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, lo que generó respaldo popular en el encuentro. Precisó que su función será la realización de subasta de bienes decomisados para recolectar recursos que se canalizarán a los municipios pobres del país.

“Hoy se vendieron bienes, residencias, terrenos durante una subasta en la Ciudad de México”. Recordó que en una primera subasta de autos de lujo se captaron recursos para destinarlos a dos municipios muy pobres de Oaxaca.

López Obrador ratificó su decisión de transformar a Chetumal en una zona libre con prerrogativas fiscales similares a las que ya tiene la franja fronteriza del norte del país.

El mandatario ya había descrito las asimetrías históricas en el trato regional en detrimento del sureste: “Fíjense en las paradojas. Los estados que más han aportado al desarrollo de México son los más abandonados. Imagínense, ¿cuánto petróleo han sacado de Tabasco, Veracruz, Chiapas, Campeche? Muchísimo. ¿Cuánto ha sacado la Federación del turismo de Quintana Roo? Y resulta que son los estados con mayor pobreza”.

Destacó la solidaridad de los pueblos originarios de Quintana Roo para absorber a miles de ciudadanos que han llegado para ganarse la vida. “Aunque haya celos en otras regiones vamos a darle a Quintana Roo lo que le corresponde”.

Informó que la construcción del Tren Maya implicará para esta entidad una inversión de 40 mil millones de pesos. “Sólo que antes tenemos que ordenar el territorio, ordenar el desarrollo porque ha habido mucho desorden, mucha anarquía, también abusos, despojos de tierra. Hay que poner orden en eso”.

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?