espectáculos | 24 de Mayo de 2019

La apertura se dio en atención a la libertad de expresión, a la demanda pública y a que es un grupo reconocido internacionalmente, aunque se le solicitó que "tenga cuidado con lo que toca". Foto cortesía

Por

Por 

La Jornada Baja California

Tijuana, 24 de mayo.- En una reunión de media hora con representantes de Los Tucanes de Tijuana, el candidato a la alcaldía local por la coalición Juntos Haremos Historia en Baja California, Arturo González Cruz, les confirmó que están abiertas las puertas de la ciudad para que regresen a tocar su música, a 11 años de que fueron vetados por presuntamente hacer apología del delito con los narcocorridos que incluían en su repertorio.

El mediodía de este viernes, el equipo de campaña del abanderado de Morena, Transformemos, Partido del Trabajo y Verde Ecologista confirmó el acuerdo verbal que González Cruz hizo con el vocalista de Los Tucanes, Mario Quintero; su mánager y en el encargado de prensa del grupo al que el gobierno del panista Jorge Ramos Hernández, le prohibió cualquier tocada, a instancias del entonces secretario de Seguridad Pública Municipal, Julián Leyzaola Pérez, quien actualmente también aspira a la alcaldía local.

Durante la plática informal que se llevó a cabo en las oficinas del grupo de música norteña, González Cruz les pidió que "tengan cuidado" con lo que tocan, y los invitó a hacer un concierto gratuito para festejar el aniversario de la ciudad el 11 de julio de 2020, si gana las elecciones del próximo 2 de junio.

El encuentro se llevó a cabo hace unas tres semanas a instancias del mismo candidato a la alcaldía, para dar seguimiento al planteamiento que se le hizo en una entrevista radiofónica en la que se le cuestionó si abriría la "puerta" al grupo ante la postura de tijuanenses que pedían en redes sociales que se les levante el veto.

La consideración de permitir que toquen es en atención a la demanda pública, así como al principio de respeto a la libertad de expresión y de que Los Tucanes de Tijuana es un grupo reconocido internacionalmente y que de hecho en fechas recientes recibió las llaves de la ciudad tras su participación en el festival de Coachella -en Indio, California-, donde compartió con grupos de todo el mundo.

En respuesta, los representantes de la banda musical se dijeron agradecidos por la apertura y recordaron que se acercaron a diferentes administraciones para pedir que se les levantara la prohibición, sin éxito.

Vetados

En 2008, durante un concierto en el Hipódromo, el vocalista envió un saludo a dos narcotraficantes, y para finales del siguiente año se les canceló un permiso para otra tocada. Se les acusó de hacer apología del delito e incluso el entonces secretario de Seguridad Pública Municipal, Julián Leyzaola Pérez, pidió a la Procuraduría General de la República (PGR) que los investigara por presuntos nexos con el crimen organizado.

De acuerdo con reportes periodísticos, un año después, a raíz de un concierto en San Diego, California, el mismo Mario Quintero dejó entrever que habrían sido obligados a enviar el saludo a los narcotraficantes, como una forma de protegerse.

Sondeo

¿Considera correcto que los maestros retarden el inicio de clases porque no les pagan su sueldo completo?