mundo | 24 de Abril de 2015

Protesta afuera de la corte de Phoenix, donde se lleva a cabo el juicio contra Joe Arpaio
Protesta afuera de la corte de Phoenix, donde se lleva a cabo el juicio contra Joe Arpaio Foto AP

Por

Por 

AP

Phoenix, EU, 24 de abril.- El juicio contra Joe Arpaio, el autoproclamado jefe policial "más duro de Estados Unidos", tomó un giro inesperado luego de que la víspera admitió que sus agentes estuvieron detrás de una investigación secreta a la esposa del juez.

Ese juez podría declarar en desacato al jefe de policía del condado Maricopa, en Arizona, por violar sus órdenes en un caso de encasillamiento racial.

La acostumbrada bravuconería que Arpaio exhibe en televisión y eventos políticos estuvo ausente el jueves durante el testimonio que hizo ante el juez de distrito Murray Snow, quien en diciembre de 2011 ordenó al jefe policial detener las redadas migratorias que lo caracterizan.

"¿Estabas al tanto de que alguien me estaba investigando?", le preguntó el juez.

Arpaio, quien ha reconocido que violó las órdenes del juez, declaró que al parecer su ex abogado Tim Casey contrató a un investigador privado para investigar a la esposa de Snow después de que se le escuchó decir en un restaurante que el juez no quería que Arpaio fuera reelegido.

"No lo estábamos investigando a usted", respondió el jefe policial. "Estábamos investigando algunos contenidos que llamaron nuestra atención". El juez no respondió de momento a la revelación y tampoco mostró emoción cuando estaba interrogando a Arpaio.

Jerry Sheridan, mano derecha de Arpaio, se prepara para declarar el viernes sobre incumplimiento de órdenes judiciales que ya ha recocido.

Snow, nombrado por el ex presidente George W. Bush, ha estado supervisando la amplia demanda por encasillamiento racial contra Arpaio que desde hace varios años se ha estado abriendo paso a través de las cortes. El juez determinó en 2013 que la oficina del jefe policial sistemáticamente se enfocaba en detener a latinos por violaciones al reglamento de tránsito, y convocó a una audiencia por desacato a la corte esta semana después de que Arpaio desafió las órdenes del magistrado en el sentido de que dejara de efectuar patrullajes destinados a detener a inmigrantes.

El jefe policial del condado Maricopa, que suele mostrarse impetuoso, dio respuestas suaves y tersas en su segundo día en el banquillo de los testigos. La audiencia pudiera derivar en multas, mayor supervisión de su agencia y posible desacato penal. Varias veces ha respondido "no recuerdo".

Sondeo

Recientemente se presentó una iniciativa de ley para que el gobierno estatal norme el transporte público, otorgue concesiones y fije las tarifas máximas. ¿Está de acuerdo en que se les quite a los municipios?