Baja California | 24 de Marzo de 2019

El candidato despues de registrarse en el IEEBC Foto Mireya Cuéllar

Por

Por 

Redacción

Mexicali, 24 de marzo.- Acompañado de dos ex gobernadores y el dirigente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN, Marko Cortés, el ex funcionario federal Oscar Vega Marín se registró este medio día como candidato a la gubernatura, con la bandera de que “no tiene cola que le pisen” y la enésima aclaración de que no es familiar de Kiko Vega.

Ahí estuvo el padre del candidato para dar fe de que no hay familiaridad con el desacreditado gobernador en funciones; y el ex gobernador José Guadalupe Osuna Millán, para confirmar que Oscar Vega tampoco es el candidato del grupo político que ha gobernado Baja California los últimos seis años.

Para Acción Nacional, el de Baja California es un proceso importante porque es el estado del país donde lleva 30 años gobernando. Marko Cortés prefirió no expresar prioridades cuando los reporteros le cuestionaron ¿Qué es más importante; Puebla o Baja California? En las Dos entidades, la disputa es con Morena.

Oscar Vega fue formalmente el coordinador de la campaña de Kiko Vega hace 6 años, pero cuando el actual gobernador ganó se tuvo que ir de Baja California porque no le dieron acomodo. Su posición en aquella campaña fue solamente para guardar las apariencias porque Vega Marín siempre perteneció al grupo del ex secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, muerto cuando su helicóptero se fue a tierra durante su encargo.

Sin candidato a sucederlo, porque nadie acepto exponer su prestigio o hacer un mal negocio con una campaña donde no hay garantía de triunfo, el grupo del gobernador no tiene candidato en este proceso. Reservó para su equipo compacto las diputaciones plurinominales; permitió que quienes se quisieran reelegir lo hicieran (diputados o alcaldes) e hizo a un lado a la alcaldesa de Playas de Rosarito, quien no le hizo segunda con su mega-desoladora.

Así, un exiliado ex regidor, ex secretario de Educación Pública en el estado y durante el sexenio de Felipe Calderón titular del Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública, fue el único que se animó a portar la bandera del PAN en tiempos de crisis.

Ahí estuvieron también, en el registro de Oscar Vega, el ex gobernador Eugenio Elorduy; Santiago Creel, la diputada Trini Vaca, José Luis Ovando, dirigente estatal del PAN y unos 200 panistas con banderas y porras para animar a su candidato, quien estuvo acompañado de su esposa e hijos.

 

Hubo dos actos; el protocolario, donde entregaron al Instituto Estatal Electoral los documentos para el registro, al que no entraron más de 40 invitados del candidato; y el pequeño mitin que se efectuó en el estacionamiento.

Marko Cortés insistió en que la mejor carta de presentación de su candidato es que “no tiene cola que le pisen”, y que representa la oportunidad de avanzar e impulsar todo aquello que se ha hecho bien en Baja California y “corregir en lo que nos hemos equivocado”. Pero se negó a poner el dedo en la llaga y eludió enunciarlas.

 “Después de 30 años de Acción Nacional en el estado, hoy no podemos entender a Baja California sin el paso de nuestros gobiernos y también el ejercicio del mismo nos ha llevado a cometer errores, que es momento de reconocerlos para poderlos corregir y también valorar todo aquello que se ha hecho bien”, finalizó.