Baja California | 24 de Marzo de 2019

José Narro Robles, aspirante a dirigir el PRI, durante su discurso en Lomas Taurinas Foto Mireya Cuéllar

Por

Por 

Mireya Cuéllar

Tijuana, 24 de marzo.- En la explanada donde hace 25 años Luis Donaldo Colosio Murrieta recibió el disparo en la cabeza que segó su vida, José Narro Robles, aspirante a dirigir al Partido Revolucionario Institucional (PRI), evocó palabras del candidato asesinado: “Se equivocan –y se siguen equivocando– quienes piensan que la transformación democrática de México exige la desaparición del Partido Revolucionario Institucional (PRI)”.

En conferencia de prensa señaló que el tricolor tiene que desterrar la simulación y aprovechar el proceso electoral interno para hacer hoy una profunda reflexión, con toda libertad, sobre qué pasa en el partido. Habló de tomar dos vertientes: una para crear un mecanismo de reconciliación interna y otra para retomar las líneas que lo han caracterizado la mayor parte del tiempo: el compromiso y la justicia sociales.

A la Plaza de la Unidad y la Esperanza, donde se halla la estatua de Luis Donaldo Colosio, llegó la cúpula estatal del PRI acompañando a José Narro, orador principal de la ceremonia luctuosa.

El ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México expresó que se sumó al luto para recordar el legado de un hombre cuyo asesinato hizo que “México viera frustrada una enorme posibilidad de desarrollo".

“Aquellas palabras de Colosio (‘veo un México con hambre y sed de justicia’) son vigentes porque sigue existiendo una deuda con muchos mexicanos”, indicó el también ex secretario de Salud federal.

A quien fuera su compañero de partido y en algún momento su jefe, Narró lo recordó como defensor de las instituciones, comprometido con la democracia y la justicia social, y sus principios son hoy fuente de inspiración para él, la deuda con el desarrollo y el progreso de muchos mexicanos es vigente.

También recordó las propuestas de Colosio y de la oportunidad que representa para su partido la elección de la próxima dirigencia nacional: Debe servirnos para hacer un acto de reflexión y analizar a profundidad y con toda libertad qué pasa en el PRI.

Enfatizó que el tricolor habrá de regresar el poder a su militancia y escucharla, pues es un partido que ha tenido errores y aciertos. ¿Qué necesita en este momento? Convocar a sus militantes, un mecanismo de profunda reconciliación interna y otro para retomar las líneas que nos han caracterizado la mayor parte del tiempo: el compromiso social, la justicia social, insistió.

Mientras Narro daba la conferencia de prensa, cinco precandidatos a diputados del tricolor renunciaron a las candidaturas. La situación del PRI en el estado es cuesta arriba y la dirigencia no nos escucha, acusaron.