Baja California | 23 de Noviembre de 2017

Decisiones como subir a solo 88.36 pesos el pago por jornada laboral, también ha generado que más jóvenes se sumen a temprana edad a la fuerza laboral formal e informal Foto Cetys Tijuana

Por

Por 

Redacción

Tijuana, 23 de noviembre.- Para la directora de la Escuela de Administración y Negocios de Cetys Universidad Campus Tijuana, Guadalupe Sánchez Vélez, los limitados incrementos al salario mínimo registrados en años recientes en el país, como el aprobado esta semana, han sido insuficientes para cubrir las necesidades de los ciudadanos, por lo que han generado el aumento de trabajos informales para complementar el ingreso.

La académica expuso que es común encontrar cabezas de familia con jornadas de trabajo adicionales para poder subsistir. “Incluso esto explica el que algunos jóvenes desde temprana edad se incorporen a la vida laboral formal e informal, pues en términos reales no es posible subsistir con dicho ingreso y más cuando se trata de familias con más de dos integrantes”, aseguró.

Esta semana, la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos en México autorizó un incremento de $8.32 pesos, que deja en  $88.36 pesos el ingreso mínimo diario que podrá percibir un empleado por jornada laboral.

Aunque el aumento ubica al salario por encima de la inflación, no garantiza a los trabajadores y sus familias un "adecuado nivel de vida" porque "durante mucho tiempo el salario ha estado castigado", destacó la especialista en los temas de administración financiera.

Refiere que estudios recientes demuestran que para subsistir en México, una persona necesita diariamente hasta $94.6 pesos, en lo que va desde transporte hasta alimentos, por mencionar algunos gastos. Al no obtener ese ingreso, se genera un continuo crecimiento del trabajo informal para obtener ingresos extras.

En una comparación con países de economías emergentes, en desarrollo y vías de desarrollo, el salario mínimo en México está por debajo de muchos de esos casos. “Sí, (el de esta semana) es un aumento real, pero insuficiente”, reiteró.

De acuerdo con un análisis del Gobierno de la República, durante el último sexenio el salario mínimo alcanzó un incremento real del 20%, es decir, pasó de $60 pesos diarios hasta $88.36 pesos. No obstante, el incremento del ingreso incidirá de manera directa en los costos de la canasta básica, créditos y otros elementos macroeconómicos.