méxico | 23 de Octubre de 2018

Gordillo Morales presidió ayer en Ciudad de México una reunión con el grupo Jóvenes Maestros por México. Foto captura de video

Por

Por 

Redacción / La Jornada
Ciudad de México, 23 de octubre.- Elba Esther Gordillo Morales está de regreso. Ayer, ante jóvenes docentes tomó la palabra y enfática advirtió que es ella, y nadie más, la presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

La ley es la ley, y voy a hacer respetar la ley, como demostré mi inocencia ayer. Yo sigo siendo la presidenta del CEN (del SNTE). Lo que tiene Juan Díaz (de la Torre) es la chequera y a los maestros oprimidos; lo que tengo yo es el liderazgo.

Gordillo Morales presidió ayer en Ciudad de México una reunión con el grupo Jóvenes Maestros por México –en el que participan docentes de todo el país de entre 19 y 27 años de edad– ante quienes expuso que hoy no son tiempos de venganza, sino de construcción y búsqueda de la unidad, por lo que se debe aprender a perdonar.

“No seríamos dignos, ninguno de los que estamos al frente de ustedes, de la confianza de ustedes mismos si los invitarámos a cobrar venganzas, a ofender al que está… No, somos grandes, con circunstancias difíciles, pero somos grandes, somos grandes de espíritu, de mentes. Me voy hoy con mucho aliento, yo estoy haciendo la tarea. Estoy buscando, no se crean que hay tiempos fatales, aquellos dicen que si octubre, que el congreso (nacional). No, la ley es la ley, y voy a hacer respetar la ley, como demostré mi inocencia ayer. Yo sigo siendo la presidenta del CEN”, afirmó.

Cabe recordar que en febrero de 2013 Gordillo Morales fue detenida tras ser acusada por la Procuraduría General de la República de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, delitos de los que fue absuelta de manera definitiva en agosto de este año. Debido a esos señalamientos, estuvo presa por varios años, y en su lugar al frente del SNTE fue nombrado su antiguo aliado, Juan Díaz de la Torre, quien es hoy blanco de los críticas de la profesora y sus seguidores.

La reunión de ayer se celebró en el Salón Floresta cerca del Casino Militar, al poniente de Ciudad de México. Asistieron maestros jóvenes de todo el país, quienes al escuchar que la ex lideresa se autodefinió como la presidenta del SNTE, se unificaron en un sonoro aplauso y ruidosos vítores.

Asistentes al encuentro señalaron que fueron citados a la una de la tarde, y Gordillo Morales llegó hasta las cuatro y media. Informaron que se acordó que la mañana de este martes se movilizarán hasta la Cámara de Diputados para presentar a los legisladores dos planteamientos: la refundación del SNTE y el proyecto educativo de Jóvenes Maestros por México.

Durante la reunión, que fue de carácter privado, Gordillo Morales se refirió positivamente a varios ex dirigentes seccionales, entre ellos Moisés Jiménez, de la sección 15 de Hidalgo; y a Dominga Escobar, de la disidente sección 22 en Oaxaca, contra quien se aplicó el principio rector número 20, con el que se le han congelado sus derechos.