mundo | 23 de Septiembre de 2018

Las entidades con el menor número de personas que salen hacia otros países son Campeche, Baja California y Quintana Roo. Foto de archivo

Por

Por 

Fabiola Martínez / La Jornada
Ciudad de México, 23 de septiembre.- La migración de mexicanos, principalmente hacia Estados Unidos, ha decrecido por la reducción de oportunidades de empleo en el vecino país, pero también por los grandes costos de cruzar ilegalmente la frontera y ante el aumento de la inseguridad en México (que hace más riesgoso el trayecto hacia el norte).

Así lo indica un estudio de proyecciones de población elaborado por la Secretaría de Gobernación-Consejo Nacional de Población (Conapo), en conjunto con El Colegio de México y el Fondo de Población de las Naciones Unidas.

El factor migratorio es uno de los elementos que alteran el crecimiento de la población, lo mismo que el número de nacimientos y defunciones.

Un menor flujo de emigrantes podría contrastarse con el continuo descenso en el número de hijos por mujer y la reducción de defunciones.

No obstante, entre los que se van sigue predominando el grupo originario de Guanajuato, entidad que es la principal expulsora con 36 mil personas en los primeros ocho meses de 2018. Le sigue Michoacán, con 25 mil, y Puebla, con 23 mil. Esta dinámica continuará los próximos 12 años, según proyecciones de los expertos.

Al contrario, las entidades con el menor número de personas que salen hacia otros países son Campeche, Baja California y Quintana Roo.

Pese al decremento en el flujo migratorio, las remesas enviadas por los paisanos siguen como un motor muy importante para la economía del país.

Un informe de Conapo y la Fundación BBVA Bancomer indica que, en 2018, 40 por ciento de las remesas mundiales llegarán a seis países de destino: India, China, Filipinas, México, Francia y Nigeria.

México recibió 28 mil 771 millones de dólares en 2017, monto que significa 2.7 por ciento del PIB, rango no observado desde 2006.

Michoacán, Jalisco y Guanajuato son los principales estados de destino del dinero que mandan los connacionales.

Hasta el año pasado, se indica en el Anuario de Migración y Remesas México 2018, uno de cada dos migrantes mexicanos repatriados enfrentó algún riesgo en su cruce al vecino del norte.

Se estima que de cada 10 casos de cruce terrestre a Estados Unidos seis se realizaron con documentos (y cuatro sin documentos).

El costo del guía o coyote pasó de un promedio de 60 mil pesos (hace tres años) a 107 mil pesos hacia finales del año pasado.

En 2017, cada día fueron aprehendidas 851 personas por la Patrulla Fronteriza y 406 personas por el ICE (Servicio de Inmigración), señala el estudio.

Igualmente el año pasado, ocho de cada 10 migrantes volvieron a México de manera voluntaria.

A su vez, cada día fueron alojadas en estaciones migratorias de México 262 personas.

El estudio también advierte acerca de la situación laboral de los mexicanos y centroamericanos en Estados Unidos , quienes tienen la más baja cobertura médica.

El corredor México-Estados Unidos es el principal en el mundo, con más de 12 millones de migrantes; hay 12.9 millones de migrantes mexicanos en el mundo, 98 por ciento en Estados Unidos.

El flujo reciente de mexicanos que emigró a ese país se ha contraído a 135 mil personas, promedio anual, de 2010 a 2017.

La cifra de connacionales sin documentos en Estados Unidos disminuyó en años recientes a 5.6 millones.

Sondeo

Estás de acuerdo en que el gobierno estatal que se elegirá en 2019 sea de: