méxico | 23 de Agosto de 2019

“Hoy se cometen más de 100 homicidios al día, casi el doble que al final de mi gobierno" respondió en twitter el expresidente (en la imagen). Foto Cuartoscuro / archivo La Jornada

Por

Por 

Redacción
Ciudad de México, 23 de agosto. Un nuevo desencuentro verbal protagonizaron hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador y el ex mandatario Felipe Calderón; ante la crítica del primero a la guerra contra el narcotráfico que se llevó a cabo durante el sexenio del ex jefe del ejecutivo de extracción panista.
 
Por la mañana, en Villahermosa, Tabasco, López Obrador, al reiterar que no va a permitir que los grupos de autodefensa se armen y se autodenominen defensores de los ciudadanos para garantizar la seguridad pública, recordó que con la guerra al crimen organizado que se declaró en la administración de Calderón se dio un “garrotazo tonto al avispero".
 
En su conferencia matutina, el mandatario señaló que el ex presidente Calderón inició la guerra contra el crimen organizado sin tener un plan para ello. Recordó que lanzo la ofensiva desde Apatzingan, Michoacán, en donde se puso un chaleco que le quedaba grande. Parecía el comandante Borolas, señaló.
 
Esta misma mañana, Calderón respondió a AMLO que a él no le queda el saco, pero a otro el cargo sí les queda grande.
 
Frente a los comentarios del actual jefe del ejecutivo, Calderón respondió en twitter: “Hoy se cometen más de 100 homicidios al día, casi el doble que al final de mi gobierno, el cual comenzó a limpiar la casa plagada de animales venenosos. Hoy se les deja crecer porque no distinguen alacranes de abejas. A mí no me queda el saco, a otros el cargo les queda grande”.
 
López Obrador acotó: "y miren, esto lo tengo que estar recordando porque a veces se simplifica demasiado...Se piensa que surgió aquí con nosotros. Sí asumo la responsabilidad que tenemos de garantizar la paz y la tranquilidad, pero no podemos dejar de considerar los antecedentes”.
 
En su conferencia de prensa también mencionó que el proceso de pacificación podría empezar el próximo año. “Vamos a ver la convocatoria para que se puedan llevar a cabo acciones de reinserción de quienes han tomado el camino de las conductas antisociales”.
 
(Con información de Alma E. Muñoz / La Jornada)