méxico | 23 de Agosto de 2019

El presidente López Obrador durante su encuentro con pobladores y personal de salud, señaló que el mal servicio de hospitales en zonas marginadas tiene que cambiar. Foto Gobierno de México / La Jornada

Por

Por 

Alma E. Muñoz / La Jornada
Benemérito de las Américas, Chis., 23 de agosto. Desde el corazón de la selva lacandona, el presidente Andrés Manuel López Obrador instruyó al director del IMSS, Zoé Robledo, a que en menos de un mes esté listo el nuevo tabulador para que se ajusten al alza los sueldos de médicos y enfermeras que trabajen en las zonas más alejadas y marginadas del país.
 
“Esto quiero, Zoé, que se aplique de inmediato, ya. Que en menos de un mes esté establecido. Ni modo que van a decir los del sindicato que no, ¿o hay que pedirle permiso?”, mencionó el presidente tras recorrer el hospital rural de este municipio.
 
“Vamos a establecer un sistema de pago distinto, un tabulador nuevo, y esto es lo que quiero: que el que prefiera estar en Tuxtla o en la Ciudad de México o en Villahermosa pues que se quede allá; es su derecho estar donde quiera, pero el que venga de pediatra aquí, a Benemérito, va a ganar más”.
 
En este hospital -el último del estado que visitó como parte de su gira por hospitales del IMSS Bienestar- el mandatario dijo que “molesta mucho” que mientras más alejados estén los nosocomios que se ubican en donde hay más pobreza, más marginación, “está peor el servicio. Esto tiene que cambiar”, subrayó.
 
A unos metros de la frontera con Guatemala, reafirmó su compromiso de darle preferencia a los pobres.