méxico | 23 de Junio de 2019

Imagen tomada en las elecciones de Baja California, realizadas el 2 de junio del 2019. Foto archivo La Jornada Baja California

Por

Por 

Georgina Saldierna / La Jornada
Ciudad de México, 23 de junio.- El Instituto Nacional Electoral (INE) no se opone a reducir los costos de la democracia, señaló el consejero Marco Antonio Baños Martínez, pero eso se puede hacer si se deconstruyen los candados de la desconfianza y se adoptan medidas como el voto electrónico.

Estimo que con acciones como ésas se podrían generar ahorros por cuatro mil 500 millones de pesos. En tanto, el consejero Benito Nacif Hernández aseguró que el órgano electoral trabaja para tener el próximo año un presupuesto que le permita cumplir sus obligaciones con el menor uso de recursos.

Nacif recordó que en 2020 comienza el proceso electoral de 2021 y se requiere fondear los trabajos preparatorios de múltiples programas dirigidos a garantizar el derecho al voto.

Por ello “vamos a ser muy cuidadosos en la preparación del presupuesto, porque no podemos dejar de garantizar” diversos derechos, entre ellos el de obtener la credencial de elector, puntualizó.

Sobre el déficit presupuestal del INE –que asciende a más de 600 millones de pesos– y por lo cual pidió a la Secretaría de Hacienda una ampliación, el consejero presidente de la Comisión de Fiscalización explicó que si no se obtiene esa adecuación se tendrán que realizar ajustes a los programas aprobados y es posible que algunos sean cancelados.

Baños Martínez calificó de señal adecuada el deslinde del presidente Andrés Manuel López Obrador de las iniciativas de reforma electoral que hay en la Cámara de Diputados.

“Es un gesto que despresuriza la discusión que se ha armado”, precisó. Consideró que con ese anuncio se abre un espacio saludable para presentar diagnósticos técnicos y elementos que permitan tomar la mejor decisión.

Reiteró que es necesaria la presencia de los organismos públicos locales electorales y los tribunales estatales.

Nacif Hernández explicó que si se pretende que el INE se haga cargo de los comicios locales –de gobernadores, diputados y ayuntamientos–, tendría que operar las estructuras de los Oples de manera simultánea a la federal, lo cual es muy complicado. Sólo para las elecciones de 2021 necesitaría cerca de mil consejos municipales y 700 distritales locales, además de los 300 federales.

Los dos tipos de distritos no se pueden homologar, ya que no coinciden en número. Por ejemplo, Puebla tiene 15 federales y 25 locales, añadió la consejera Adriana Favela.

Sondeo

¿Qué opinas de que el próximo gobierno de BC sea de 5 y no de 2 años?