méxico | 23 de Junio de 2019

Fernando García, director de la Red por los Derechos Humanos, de El Paso, Texas. Foto Elio Henríquez / La Jornada

Por

Por 

Elio Henríquez / La Jornada

Tapachula, Chiapas, 23 de junio.- Con militarización “sin precedente”, el gobierno de Estados Unidos ha generado “un ambiente de guerra” en contra de los migrantes en la frontera con México, afirmó Fernando García, director de la Red por los Derechos Humanos, con sede en El Paso, Texas.

Agregó que lo que está ocurriendo con “la militarización” en la frontera de México con Guatemala “es una calca de lo que sucede en la frontera norte y el mensaje es que los migrantes son una amenaza para la seguridad nacional”.

Entrevistado en esta ciudad, dijo que de acuerdo con información que la agrupación que dirige tiene, de fuentes de Estados Unidos, “oficiales de la Patrulla Fronteriza están en Chiapas, asesorando y entrenando a policías en esta nueva estrategia de seguridad y contención en la frontera sur”.

–¿Tienen evidencias? –se le preguntó.

–Tenemos fuentes confiables. No sabemos cuántos son, pero hay presencia, como la hay de la DEA en México, y de otras agencias norteamericanas, de una u otra forma, para asesorar, y lo que les van a enseñar es la cara de la represión migratoria y no otra cosa; la violación de derechos humanos, porque esa es la política de la Patrulla Fronteriza ahora en Estados Unidos.

García llegó a la frontera sur para conocer la situación de los migrantes, después del acuerdo firmado por Estados Unidos y México para evitar el cobro de aranceles a productos nacionales. Durante su estancia de varios días visitó la frontera y albergues y viajó por carretera, para constatar la presencia policiaca.

“Vimos que el despliegue de la Guardia Nacional ha sido gradual, no masivo; vimos que sí hay movimiento de militares, pero no se ve despliegue en la ribera del río Suchiate”, que divide a México con Guatemala, señaló.

Manifestó que el despliegue de agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), de la Guardia Nacional o de otras instituciones de seguridad, afecta no sólo a los migrantes, sino a los mexicanos porque tienen que pasar por los retenes en las carreteras.

“En cuanto supimos de la naturaleza del acuerdo México-Estados Unidos decidimos venir a la frontera sur, porque nos aterramos, ya que interpretamos que el presidente Donald Trump presionó a Andrés Manuel López Obrador para implementar políticas migratorias en México iguales a las que tiene EU”, expresó el director de la agrupación, que desde hace más de 20 años trabaja en la defensa de los migrantes en la frontera sur del vecino país del norte.

“Se está planteando que la política en la frontera Estados Unidos-México sea un espejo en la frontera México-Guatemala. Es una calca”, subrayó. “Cuando se utiliza al Ejército es que se está llegando a un nivel de guerra, y eso fue lo sorprendente para nosotros, que México, en este proceso de cambio que se está dando y de cuarta transformación, despliegue una política de contención”, añadió.

Aseguró que “la militarización de la frontera México-Estados Unidos no tiene precedentes, pues tenemos ahora más de 23 mil agentes de la Patrulla Fronteriza desplegados a lo largo de la línea”, además de un despliegue de casi cinco mil militares en activo del ejército de Estados Unidos y tres mil guardias estatales de Texas y otros estados.

“La de Estados Unidos es una de las fronteras más militarizadas sin que haya una guerra declarada, pero se ha generado un ambiente de guerra y queda claro que es contra los migrantes”, remarcó.

Sondeo

Recientemente se presentó una iniciativa de ley para que el gobierno estatal norme el transporte público, otorgue concesiones y fije las tarifas máximas. ¿Está de acuerdo en que se les quite a los municipios?