méxico | 23 de Junio de 2018

Mantener posturas de antaño solo generará un daño en los estudiantes, aseguran especialistas en sexualidad. Foto Roberto García Ortiz / La Jornada

Por

Por 

Laura Poy Solano / La Jornada

 

Ciudad de México, 23 de junio.- El embarazo adolescente, el bullying homofóbico y los crímenes de odio contra homosexuales son indicadores claros de que "no vamos por buen camino en materia de educación sexual. En México falta desarrollar una política pública de educación sexual integral a niños y adolescentes", afirmaron especialistas en la materia.

Destacaron que los nuevos libros de texto de la materia de biología para primero de secundaria, donde se aborda el tema de sexualidad, "presentan diversos niveles de profundización. En algunos se abordan los temas de manera más profunda que en otros -se puede optar entre 17 libros distintos- pero en general se mantienen vacíos como la transexualidad, que es una realidad en las aulas, pero que no se menciona en ninguno de los textos o contenidos curriculares".

Agregaron que la postura asumida por diversas organizaciones de padres de familia que rechazan los contenidos al considerarlos "erotizantes" o que aportan una visión "animalista del sexo", solo generan ignorancia, daño personal y social.

Hay "suficiente evidencia científica para rechazar que la homosexualidad o cualquier práctica de la diversidad sexual sea resultado del aprendizaje o la seducción, es un proceso neurológico que se produce desde antes del nacimiento, por lo que hablar de estos temas no induce ninguna vivencia homosexual ni tampoco genera que los niños se masturben", afirmó Eusebio Rubio, presidente de la Asociación Mexicana para la Salud Sexual.

Destacó que los nuevos libros de texto de biología "están un poco mejor que las versiones anteriores, pero llama la atención que no en todos los textos se trata con la misma profundidad los temas de sexualidad. En general se da información básica correcta, y en tres o cuatro renglones".

En educación sexual "no estamos en ceros en México, pero hay una timidez notable en el abordaje que se hace de estos temas; lo vemos cada vez que se presentan nuevos contenidos en los libros de texto, y de inmediato saltan estos grupos con una visión mucho más conservadora, que hay que entender, pero es esencial derrumbar los mitos".

Mucho camino por recorrer

En entrevista por separado, Teresa Hurtado y Elena Laguarda, expertas en educación sexual, coincidieron en que "aún nos falta mucho camino por recorrer. Vamos demorados frente a lo que viven niños y adolescentes en su contexto actual. La mayoría está a un click de distancia de la pornografía en vivo por Internet y de contenidos altamente agresivos. Mantener posturas de antaño y desde una visión adultocéntrica de la sexualidad sólo generará un daño en los estudiantes".

Luis Perelman, ex presidente de la Federación Mexicana de Educación Sexual y Sexología, aseguró que el reconocimiento de la diversidad sexual "es parte de la realidad. Se estima que en un aula de 30 alumnos, uno o dos niños no tienen una identidad heterosexual y esto nos obliga a educar en el respeto al otro".

Agregó que los nuevos libros de texto de biología incluyen contenidos "mínimos que son un paso adelante y que responden al marco legal vigente en materia de derechos sexuales que todos deben respetar".

Enrique Ortiz, presidente del Colegio Mexicano de Posgraduados en Sexología, destacó que la educación sexual tiene bases científicas que demuestran que "mientras más se informe de sexualidad a niños y adolescentes, más tarde inician su vida sexual. No hablar de ello, es generar temas prohibidos, pero sobre todo es fomentar el miedo y el prejuicio".